Víctor volvió a ser letal

Fútbol Laboral Zaragoza. La AD Huérmeda pasa a la final tras imponer su mayor pegada frente a un Rompeolas muy serio que en el inicio tuvo varias ocasiones.

Julio, capitán del Rompeolas, agarra al extremo de la AD Huérmeda Miguel Ángel .

AD Huérmeda            2  Gregorio; Antúnez, Cristian, Gil, Monforte; Lozano (Aparicio, 65), García, Quevedo (Guardiola, 70), Miguel Ángel; Pedro, Víctor.

Athletic Rompeolas   0  Javi; Julio, José Antonio (Ernesto, 54) (Ángel, 73), Arrébola, Kike; Pablo, Coke, Adrián, Guillermo, David (Tony, 73); Dani.

Goles: 1-0, min. 34: Víctor. 2-0, min. 70: Pedro.

Árbitros: Pedro Herrero. Asistentes Francisco Blanco y José Aliaga. El árbitro mostró cartulinas amarillas a Miguel Ángel, García y Antúnez, por la AD Huérmeda, y a Arrébola, por el Athletic Rompeolas. 

Incidencias: Partido de semifinales de la Copa de consolación del fútbol laboral de Zaragoza disputado en el Campo Municipal de Fútbol García Traid. Mañana soleada, buena temperatura y una suave brisa de aire. Guillermo, del Rompeolas, tuvo que retirarse del campo en el minuto 76 por quedar conmocionado tras darse un golpe en la cabeza contra el suelo.

La gran batalla volvió a plantearse en el centro del campo. El Rompeolas, azul. La AD Huérmeda, verde, aquí luce marrón.

GARCÍA TRAID. El Athletic Rompeolas vio truncada su aspiración de redondear la intensa temporada vivida con el pase a la final de Copa y finalmente tuvo que rendirse a la contundencia y fortaleza de la AD Huérmeda, que se impuso por 2-0 con goles de Víctor y Pedro. Los de Kike recuperaron su versión más seria y comprometida, pero se mostraron escasos de recursos en ataque y acabaron siendo superados nuevamente en la zona ancha.

     El encuentro destilaba el aroma de cita importante. Así lo entendió el Athletic Rompeolas, que salió muy concentrado (sus jugadores ya calentaban sobre el verde cuando sus adversarios aparecían en las instalaciones) y reforzando aquellas vías de agua que quedaron al descubierto en el último enfrentamiento con los bilbilitanos. Kike situó a Pablo, Guillermo y Coke en el centro del campo y dejó a Dani solo ariba, con Adrián y David abiertos a las bandas. La medida dio consistencia al equipo frente a un centro del campo rival de músculo y velocidad que en otras ocasiones había gobernado a sus anchas. Para terminar de apuntalar el edificio, Julio se encargó de vigilar de cerca a Miguel Ángel Guerrero, el futbolista más desequilibrante sobre el terreno de juego que en esta ocasión no pudo brillar tanto.

     Con esa disposición  y el compromiso defensivo de todos, los azules ofrecieron muy buenas sensaciones durante la primera media hora: marcajes pegajosos, anticipación, recuperaciones en segundas jugadas y llegadas con peligro. José Antonio sembró el miedo en el área local subiendo a rematar una falta y Adrián puso en evidencia los problemas serios del portero de la AD Huérmeda José Gregorio, con los balones aéreos. Un globo suyo a punto estuvo de convertirse en el 0-1. Eran minutos de dominio alterno y avisos serios del Rompeolas. Javi sacó en largo buscando el contragolpe de Dani y el bote de la pelota puso nuevamente en apuros a Gregorio, que despejó a saque de esquina como pudo. 

20150614_084023

Miguel Ángel, extremo zurdo de la AD Huérmeda, espera el pase de su compañero para lanzar el contragolpe.

   Los del Moncayo también asomaban con peligro en el área del Rompeolas. Especialmente a balón parado. De cada falta sacaban una ocasión para poner a prueba al portero del Rompeolas. En el primer aviso, Jorge García, desde la izquierda, buscó el palo corto pero se encontró con la ágil respuesta de Javi. Este es el momento:

La respuesta del Rompeolas fue seria: Adrián recibió un pase por el centro y tras armar su pierna izquierda, soltó un latigazo en forma de disparo con destino a la escuadra derecha del marco adversario. Allí apareció un sorprendente Gregorio, que sacó el balón de forma magistral.

     Cariacontecidos todavía por la ocasión malograda, los zagueros del Rompeolas se vieron sorprendidos en el minuto 11 por la cabalgada al contragolpe de Pedro, que apuró la línea de fondo y sirvió el pase de la muerte atrás, pero Pablo, de tacón, tocó lo justo para evitar el remate de Víctor.

     El propio Pablo estuvo cerca del gol poco después cuando de primeras golpeó un balón que venía rechazado por la barrera de la AD Huérmeda a saque de falta de Guillermo, pero su remate salió por encima de la escuadra izquierda del marco de Gregorio.

        En el duelo de porteros, Javi se llevó la palma con otra excelente intervención en el minuto 17. Despejó abajo el disparo seco de Pedro y desde el suelo reaccionó como un gato sacando el remate a quemarropa de Gil. Aquí está la acción:

       Con el paso de los minutos, el Athletic Rompeolas fue cediendo terreno y apenas se prodigó en ataque. Las ausencias de Jordi y Joaquín se notaron y la dupla Lozano-García se apoderó del centro del campo, los balones divididos acababan casi siempre del lado de los verdes y arriba Víctor cada vez complicaba más la vida a Arrébola y José Antonio. En el minuto 34 la AD Huérmeda fructificó su mayor dominio. Desde la parte izquierda, Pedro botó una falta buscando sorprender a Javi, que respondió despejando de puños al centro. El balón quedó muerto en el interior del área donde se encontraba libre de marca el jugador sobre el que más vigilancia debía recaer. Víctor, el don de la oportunidad, solo tuvo que armar la pierna para fusilar la portería azulona. 1-0.

        El tanto encajado dolió por no hacer justicia a la buena imagen ofrecida por el Rompoelas, pero quizá más por las evidentes muestras de incapacidad para llegar arriba con peligro. Coke y Adrián no se iban de nadie, las bandas no se aprovechaban y arriba Dani estaba muy solo.

              Para colmo, la participación de José Antonio llegaba a su final. Compromisos familiares le obligaban a dejar el partido antes de su conclusión. Su compromiso le hizo apurar al máximo hasta el punto de que se sacó los bártulos al banquillo para salir disparado en cuanto saliera del campo. Lo abandonó en el minuto 54, pero para entonces la defensa del Rompeolas ya se había desdibujado en exceso. Los dos centrales se obcecaron en el cuerpo a cuerpo con el fornido Víctor, que cuando no se llevaba el balón por fuerza y habilidad sacaba faltas exagerando las entradas con gritos y aspavientos.

José Antonio, con el petate preparado para salir zumbando cuando fuera sustituido.

            Ernesto, suplió a José Antonio y el Rompeolas se reordenó con David pasando al lateral derecho, Julio y Arrébola como pareja de centrales y Kike pasando a ocuparse de Miguel Ángel. El centro del campo no generó ninguna jugaba reseñable y solo el azar podía hacer que Coke o Adrián recibieran en ventaja cerca de la frontal. Mietras tanto, la AD Huérmeda hacía méritos para lograr el segundo gol: una escapada de Quevedo por la izquierda y una salida a la desesperada de Javi anunciaron lo que podía pasar. En el minuto 70, Pedro recibió de espaldas a portería un pase desde la banda derecha y, tras revolverse como una anguila y dejar sentado a su marcador, batió de forma certera a Javi. 2-0 y eliminatoria finiquitada.

             En los últimos minutos Ernesto se resistió de su lesión muscular, por lo que tuvo que ser sustituido y Guillermo dio el susto golpeándose la cabeza contra el suelo tras ser derribado por varios adversarios cuando salía lanzado al contragolpe. Aturdido, preguntó dónde estaba y cuál era el resultado, por lo que se le obligó a abandonar el campo pese a su insistencia por seguir jugando.

               La AD Huérmeda volvió a imponer su mayor pegada arriba y fue justo vencedor de una eliminatoria a la que el Rompeolas llegó con lo justo.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies