CD Veteranos Garrapinillos 2 Athletic Rompeolas 2

Reacción en San Lorenzo

Seis jornadas después, el Athletic Rompeolas logra en Garrapinillos el primer punto de la temporada tras levantar un 2-0 en contra

Los goles de Joaquín y Coke aportan luz en un partido loco con tres lesionados, una expulsión y dos balones al palo

Coke amenaza con disparar a puerta frenta varios zagueros del Veteranos Garrapinillos.

CD Veteranos Garrapinillos  2 

Sergio Blasco; Néstor García, Juan Núñez, Javier Lacabe; Jerónimo Hinojosa (Jorge Blasco, 62); Javier Embid, Juan García, Israel Blasco, Raúl Blasco, José Cambra.

Athletic Rompeolas               2 

Javi; David Orcajo (Ernesto Orcajo, 40), Alberto (Guillermo, 8), José Antonio, Sierra (Mario, 20, Joshua, 56); Pablo, Rober, Eduardo Peinado (Dani, 40), Joaquín, Coke, Posadas.

Goles: 1-0, min. 25: José Cabra. 2-0, min. 36: José Cambra. 1-2, min. 62: Joaquín. 2-2, min. 71: Coke.

Árbitro: Francisco Miguel Romeo. Mostró cartulinas amarillas a los locales Raúl Blasco e Iván Núñez, a este último en dos ocasiones (minutos 65 y 76) por lo que fue expulsado. Por parte de los visitantes fueron amonestados José Antonio y Rober.

Incidencias: Partido de la sexta jornada de la Laboral Segunda Preferente disputado en Garrapinillos. Mañana soleada y temperatura muy agradable, impropia para un 29 de octubre. Terreno de juego en buenas condiciones para lo que suele ser habitual. Los jugadores del Athletic Rompeolas Alberto, Sierra y Mario Lafuente tuvieron que ser sustituidos por diversas dolencias físicas.

SAN LORENZO. La primera alegría de la temporada, cómo será la situación que un empate es motivo celebración, llegó de la forma más inverosímil, en Garrapinillos, una plaza maldita para el Rompeolas, en medio de una agonía de defensas rotas, un intercambio frenético de contragolpes frente a un equipo con un jugador menos por expulsión. El juego de la ruleta rusa en diez minutos de infarto con jugadas de chiste y disparates por doquier.

Todo fuera por poder enfilar por fin el Camino de la Herradura con una media sonrisa de satisfacción tras haber sacado algo positivo de San Lorenzo, terreno abonado para los desastres.

Camino llevaba el equipo de Kike de otro naufragio cuando a la media hora de partido ya había regalado dos goles y el Veteranos Garrapinillos, oliendo sangre, lanzaba ataques furibundos contra la portería del colista de Segunda Preferente. No habían faltado los contratiempos en forma de lesiones musculares de Alberto (minuto 8) y Sierra (minuto 20), que alteraron el dibujo planteado de inicio, en el que Coke dirigía el juego de ataque por el centro, con Posadas en punta y unos incisivos Joaquín y Eduardo por las bandas. Los cambios forzados precipitaron el regreso esperado de Guillermo (Will-in-the-morning), quien se situó en el centro del campo junto a Rober, haciendo que Pablo retrasase su posición a la de central. Más tarde, la segunda baja fue cubierta por Mario Lafuente.

La primera acción de peligro en el área de Javi fue un calco de las vistas las últimas semanas. Lanzamiento de falta, balón que bota delante del portero y un atacante libre de marca que perdona. ¿Suena, verdad? Pues ocurrió otra vez.

Israel Blasco, atacante del Veteranos Garrapinillos, perdona delante de Javi.

Los primeros desajustes afloraron en la defensa del Athletic Rompeolas. José Cambra ganó la espalda a José Antonio y su remate estirando la pierna derecha para llegar antes que Javi se marchó fuera por centímetros.

Entre tanto, los intentos ofensivos de los blanquinegros se topaban esta vez con un portero de verdad, veloz y ágil en las salidas por bajo, dominador del juego aéreo y reflejos, que no tuvo problemas con los lanzamientos lejanos de Posadas y Coke y los centros de Eduardo y Joaquín. Cinco derrotas consecutivas tienen que pesar a la fuerza y, pese a las buenas sensaciones que ofrecía el Rompeolas en la salida del balón, verticalidad y profundidad, el ruido no dejaba concentrarse en la melodía. Las disonancias venían de la parte de atrás: despejes a la virulé, despistes y falta de contundencia. Con todos ellos se acabó cocinando el primer disgusto de la mañana.

Coke desborda por el centro la segunda línea defensiva del Veteranos Garrapinillos.

Un saque de banda a favor del Rompeolas en el lateral derecho se convirtió en la mejor acción de ataque de los locales tras una mala entrega. Raúl Blasco se adelantó a Pablo y José Cambra culminó con precisión a la red, 1-0.

Cambra no perdona delante de Javi y logra el 1-0.

El golpe acentuó el desbarajuste en la zaga, con más errores no forzados hasta el punto de volver a regalar otro tanto. Difícilmente podía imaginar Cambra que sacaría oro de su carrera detrás de un balón que se perdía por la banda derecha del Rompeolas. Ni que se iría tan fácil de tres rivales hasta hacerse sitio por el centro y batir otra vez con un tiro ajustado a Javi, 2-0.

Cambra vuelve a perforar la portería de Javi antes del descanso.

La llegada del descanso fue el alivio del boxeador sonado que sólo quiere llegar vivo a su esquina. La Caraballina debió ser importante porque de la caseta regresó un equipo con dos cambios y otra actitud bien diferente. A fin de cuentas, para un equipo que lleva cinco derrotas en cinco partidos, que no ve puerta y que regala goles como chuches, encontrarse un vestuario como el de San Lorenzo abarrotado de jugadores es el mayor activo con el que se puede contar. Ahí reside la fuerza del Rompeolas. Cuanto peor se pone la situación, más apoyos surgen.

Ernesto relevó a su hermano en el lateral derecho y Dani entró como referencia en ataque junto a Posadas, lo que hizo que Coke se escorase a la banda derecha. Ello dio mayor presencia en ataque a los blanquinegros y dio más trabajo a Sergio Blasco.

Sergio Blasco, portero del Veteranos Garrapinillos, realiza una plástica estirada para atajar el balón por alto.

En una de esas aproximaciones Coke estuvo listo sacando rápido de banda hacia Guillermo, quien desdoblándose por la parte derecha, puso un centro pasado a conciencia para la llegada desde atrás de Joaquín. El extremo zurdo del Rompeolas conectó un gran chut que se coló cerca de la escuadra opuesta del portal de Blasco.

El 1-2 puso de manifiesto que no había tanta diferencia entre ambos equipos como hasta entonces indicaba el marcador. El Veteranos Garrapinillos, un conjunto con numerosos jugadores veteranos como en el caso del Rompeolas (contrariamente a lo que se está viendo en otros conjuntos, plagados de savia nueva), parece continuar en su lento planear desde las alturas de otros tiempos. Con la ventaja mínima trató de sentenciar al contragolpe, pero lo que se encontró fue un partido abierto en el que la atención iba de área a área sin tiempo más que para girar el cuello.

Bien pudo allanarse su camino antes de tiempo cuando Ernesto se puso a recortar en defensa y regaló el balón a Israel Blaco, que ante la media salida de Javi lo envió a la base del palo izquierdo. En la siguiente acción el Athletic Rompeolas reclamó penalti por una mano que cortó un centro de Coke y seguidamente Raúl Blasco tuvo en sus botas el tercero del Veteranos Garrapinillos tras otro error garrafal de la zaga blanquinegra en un saque de banda.

La estirada de Blasco no puede evitar el tanto de Coke que supuso el empate a dos.

El cúmulo de percances no había terminado para el Rompeolas y Mario Lafuente tuvo que retirarse lesionado por un fuerte rodillazo recibido de parte de Raúl Blasco, malacostumbrado éste a dejar la pierna cuando no llega a los balones divididos, como pudo comprobarse en varias acciones durante el transcurso del partido. Lo sustituyó el redebutante Joshua, quien primero se situó en la banda izquierda, hasta que en una de esas decisiones providenciales que a veces toma Kike sobre la marcha, se colocó en la parte derecha. Allí dio otro aire al ataque de los visitantes. Y por allí precisamente llegó el tanto del empate. El recién ingresado, con el 2 a la espalda, desbordó con una potente diagonal hacia el centro y metió un pase cruzado que no encontró a Posadas como primer destinatario, pero que fue aprovechado por Coke para disparar sobre el cuerpo del portero de Sergio Blasco. El santo y seña del Rompeolas recogió el mismo el rechazo, condujo hasta centrar su posición y envió el balón a la red con un potente disparo, 2-2 .

Javi saca el brazo para despejar el balón ante el acoso de varios jugadores del Veteranos Garrapinillos.

La siguiente sacudida vino por la misma banda. Joshua volvió a desbordar con el costado derecho y forzó la segunda cartulina amarilla de Iván Núñez, que tuvo que retirarse expulsado. La superioridad numérica debiera haber servido para que el Rompeolas se templara y aumentase su dominio, pero qué va. El partido continuó desbocado y se volvieron a vivir escenas de angustia en ambas áreas. Había que tirarse de los pelos para creerse que la defensa blanquinegra de cuatro, formada en línea (kamikaze) fuera desbordada en velocidad por un solo delantero local. El Rompeolas estaba a merced de un equipo con diez jugadores.

Israel Blasco volvió a quedarse solo delante de Javi y esta vez optó por una vaselina que impactó milagrosamente en el larguero. Y ya casi sin tiempo, el delantero del Rompeolas Dani no llegó a concretar en un mano a mano con el portero local Sergio Blasco. De locos.

 

El Athletic Rompeolas parece que inicia el despegue.

El Athletic Rompeolas logra su primer punto de la temporada, con el que parece que inicia el despegue.

 

Con la esperanza de que así sea, el  Athletic Rompeolas envía un fuerte abrazo a los miembros de su familia desplazados a la comunidad vecina para cumplir con su deber. Os esperamos de vuelta.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies