Un punto para al menos seguir vivos

Athletic Rompeolas   2  Javi; Orcajo, Arrébola, José Antonio, Alberto; Pablo, Jordi,Julio; Ernesto I (Ángel, 74); Coke, Dani.

Bar Bierzo 2                        2   Adrián; Jarque, Jesús, Diego, Bernal, Ordovás, Arilla (Del Río, 60), Peralta, Calvo, (Garcés, 48), Pina (Bagués, 48), Enfedaque.

Goles: 0-1, min. 18: Enfedaque. 1-1, min. 27: Dani. 2-1, min. 48: Dani. 2-2, min. 60: Enfedaque.

Árbitro: Martín Moraleda. Mostró cartulinas amarillas a Jordi y Orcajo, por el Rompeolas, y a Arilla y Enfedaque, por el Bar Bierzo II. Además, en el minuto 79 expulsó del banquillo del Rompeolas al entrenador Iñaki por, según refleja el acta, entrar en el campo en una jugada diciendo “se ha llevado por delante al jugador, ¿no lo ves?”.

Incidencias: mañana muy fría. En ausencia de Kike, Iñaki, Visiedo y Jesús retomaron los mandos del Rompeolas. David, suplente, no llegó a jugar y también acudió Dani Laparra.

TORRE RAMONA. El Athletic Rompeolas solo pudo sumar un punto, el primer empate de la temporada, frente a un rival directo como el Bar Bierzo II (2-2) y queda a cinco puntos de la salvación después de las derrotas del Café Olé Fútbol y el Artideco.
Sufrimiento y lucha volvieron a ser las señas de identidad del conjunto dirigido por Iñaki, en un partido de alternativas que pudo llevarse cualquiera. Comenzaron mucho mejor los visitantes, jugando la pelota desde atrás y creando superioridades en todas las zonas del campo, especialmente en el medio con el apoyo de interiores y puntas. Bajo un intenso frío, el fútbol control del Bar Bierzo II, que por momentos se gustaba hasta rozar la suficiencia, se impuso a un Rompeolas quebrado en dos, entre una defensa atrincherada en la cueva que temía los balones largos a la espalda de los centrales y un ataque que quería salir a presionar y se veía impotente ante las cómodas paredes de su contrincante. Ello generó espacios y marcas ligeras, algo de lo que supo aprovecharse el delantero Enfedaque para lograr el 0-1 en el minuto 18. Muy cerca de la frontal del área,  logró colarse con la pelota por un pasillo habilitado por la blandura de Orcajo y Arrébola y conectó un disparo seco a media altura que sorprendió a Javi.
Era la cuarta vez que los dos equipos se veían las caras esta temporada (dos amistosos en verano y el choque de la primera vuelta resuelto con un ajustado 4-3) y en todas las ocasiones el Bar Bierzo II se había impuesto a partir de la comodidad generada por la dirección de juego del central Jesús Deza, quien corta, manda, distribuye y hasta es capaz de radiar el partido desde atrás. Si el rival no atosiga arriba, su equipo es capaz de mandar jugando al trantrán y crear ocasiones de gol.
El aguijonazo espoleó al Rompeolas, que decidió dar un paso al frente y salir a tapar en bloque los movimientos de su rival. Eso trajo marcajes más estrechos y un buen número de balones robados en zona de tres cuartos que se tradujeron en llegadas a la portería de Adrián. Coke primero y luego Dani pisaron el área con peligro en varias ocasiones. El delantero centro del Rompeolas buscó un balón a la espalda de la zaga visitante y acabó chutando fuera a la izquierda de la portería del Bar Bierzo II. Pero el punta no perdonó en la siguiente y culminó con acierto otra jugada llevada entre Ernesto I y Coke. Esas acciones terminaron por convencer a los de Iñaki que aún contaron con varias ocasiones más antes del descanso, como una jugada polémica en la que reclamaron penalti con ahínco después de que un futbolista rival cortara dentro del área con uno de sus brazos un lanzamiento de falta.
En la reanudación, Jordi y Coke se manejaron con mayor soltura en la zona de creación. Se echaban de menos la profundidad de Joaquín por la banda izquierda y las diabluras de Adrián por el centro, pero el Rompeolas tenía salida de pelota y llegada y en el minuto 48 generó una jugada para enmarcar. Coke, más que nunca Resurrección, sacó la regla y el cartabón para conectar varias paredes que rompieron las líneas enemigas hasta que Dani en boca de gol aprovechase el pase de la muerte para remachar el 2-1 con ayuda del palo y un defensa.
El Bar Bierzo II, que con esa derrota momentánea se quedaba a solo tres puntos del Rompeolas, movió su banquillo buscando refrescos en ataque. La salida de Del Río les dio más mordiente arriba y eso desordenó las hasta entonces firme defensa del Rompeolas. Varios balones a la espalda de Arrébola y José Antonio sembraron el pánico, como uno en el que los visitantes protestaron por un agarrón de Javi a su delantero después de una salida dubitativa del guardameta, que trató de cerrar la vía de agua abierta en su zaga. Además, Enfedaque tenía entre ceja y ceja la posición adelantada del arquero del Rompeolas. En una ocasión mandó un balón al larguero con Javi de estatua y en la siguiente recogió fuera del área un balón largo cortado por Alberto para lanzar un zambombazo que se envenenó con el toque en una mano de Arrébola y se coló muy cerca de la escuadra derecha (2-2). En los últimos minutos, el peligro rondó las dos áreas, si bien fue el Bar Bierzo II el que mostró más fuelle y tuvo la mejor ocasión para haber desnivelado el empate, pero el Athletic Rompeolas fue capaz de amarrar el punto. Escaso para su angustiosa situación, pero importante a tenor del resto de resultados. Cuando no se puede ganar, no hay que perder.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies