Athletic Rompeolas 1 La Tasquilla de Ramona y Vicente 2

Devorados por la intensidad de la Tasquilla

El Rompeolas cae por vez primera en su feudo frente a un rival que se impone por su elevado ritmo de juego

Augusto adelanta a los locales en su única llegada peligrosa, pero Ramírez y Martín le dan la vuelta al marcador

 

Arrébola se lleva las manos a la cara. La Tabernilla acababa de rozar el empate de cabeza.

El defensa del Rompe Arrébola se lleva las manos a la cara. La Tabernilla acababa de rozar el empate de cabeza.

 

Athletic Rompeolas                          1

Pablo; José (Ángel, 77), Arrébola, José Antonio, David González; Julio (Kike, 72), Guillermo (David Orcajo, 40), Joaquín, Héctor, Augusto (Mario, 60); Posadas.

La Tasquilla de Ramona y Vicente 2

Albesa; Martínez, Moros, Campos, Argudo (Adebayo, 65); Cuesta (Moreno, 56), Muñoz, Ruiz (Martín, 48), Ramírez; Pérez, Bujalance (Fernández, 73).

Goles: 1-0, min. 27: Augusto. 1-1, min. 45: Ramírez. 1-2, min. 72: Martín.

Árbitro: García Pellicer. Mostró cartulinas amarillas a los locales Mario y David Orcajo, ambos por protestar, y a Moros, Ramírez, Martín, Muñoz y Martínez, por los visitantes.

Incidencias: Mañana húmeda y cielo encapotado. Al terminar el choque el Athletic Rompeolas celebró un almuerzo en el bar del García Traid.

GARCÍA TRAID. La flor que venía acompañando en las últimas jornadas al Athletic Rompeolas, esa que le estaba permitiendo sacar los partidos adelante con menos ocasiones de peligro que su adversario, parece que se marchitó este domingo en el García Traid después de otra muestra de escasez ofensiva.

Los de Kike se vieron superados en casi todas las fases del partido por una Tasquilla de Ramona y Vicente mucho más intensa que cortocircuitó el juego local y le dio la vuelta a un marcador que, pese a todo, le fue adverso hasta mediada la segunda parte.

La Tasquilla domina el centro del campo. Augusto, del Rompeolas, es la primera línea de presión.

La Tasquilla domina el centro del campo. Augusto, de naranja,  primera línea de presión por detrás del círculo central. 

 

En la única ocasión clara de los naranjas, Augusto aprovechó una pifia de la defensa rival para adelantar al Rompeolas. Corría el minuto 27 y por entonces el boquete defensivo que generaba en parte la escasa labor defensiva del atacante italiano pareció haberse resuelto. Kike, otra vez un movimiento providencial (como el día del Sporting Oliver), lo acababa de enviar a la banda y había recolocado en el centro a Héctor. La vespa por el carril y el timón en el centro. Bien.

Por entonces, la pegada y la capacidad de sufrimiento debían ser otra jornada más argumentos suficientes para retener los puntos. Y no pintaba mal, dada la discreta producción ofensiva de la Tasquilla, que dominaba pero sólo se acercaba con balones en largo, devueltos como en un frontón por la firme defensa del Rompe.

La ausencia de Coke restó protagonismo al centro del campo del Rompeolas y conllevó menos control y menos salida de la pelota. Guillermo, que la pasada jornada tuvo que retirarse nada más empezar el encuentro por un problema muscular y en esta ocasión sólo aguantó hasta el descanso por un pinchazo en la espalda, volvió a mostrarse justo de fuelle.

En medio de ese plácido sometimiento, dos acciones, presagios de lo nefasto, sobresaltaron la tranquilidad del Rompeolas. Primero, un error de Pablo dejando suelto dentro del área pequeña un balón centrado desde la banda izquierda. Segundo, una colada del veloz Ramírez por el mismo flanco, que acabó apurando la línea de fondo y poniendo en un aprieto al portero local. Un saque de banda, un atacante que peina de cabeza a la espalda de José y, ante ustedes, el estilete de la Tasquilla de Ramona y Vicente que más tarde dinamitaría el partido.

Héctor, recolocado en el centro del campo, presiona la salida del balón de la Tabernilla.

Héctor, recolocado en el centro del campo, presiona la salida del balón de la Tabernilla. 

Quizá no estaba previsto en el guion, pero Posadas recibió un balón de saque de banda en el centro del campo, se dio la vuelta y envió un pase en profundidad a la espalda de Argudo buscando la penetración de Augusto. El zaguero se equivocó y dejó muerto el balón para el atacante del Rompe, que ante la media salida de Albesa explotó su punta de velocidad para abrirse hueco y acertar a puerta vacía.

Augusto sale corriendo para celebrar el 1-0.

Augusto sale corriendo tras marcar el 1-0 para el Athletic Rompeolas.

El tanto, entendido como un castigo injusto, desestabilizó al cuadro amarillo, que se perdió en faltas y reproches. Moros y Ramírez vieron la amarilla, y el Rompeolas se sintió por primera vez algo cómodo con la pelota. Posadas se permitió varios regates y hasta alguna verónica con su marcador, José destacó acertando en todas sus decisiones sobre qué hacer con la pelota, Joaquín progresó por la banda izquierda y el centro del campo naranja cogió aire.

Posadas se dispone a regatear a un adversario al borde del área.

Posadas se dispone a regatear a un adversario al borde del área.

Al borde del descanso, Guillermo sintió un pinchazo en la zona lumbar y ya no recuperó la compostura. En la caseta Kike recompuso la sala de máquinas colocando ahí a David González y dando entrada a David Orcajo en el lateral derecho, un carril por el que vendrían curvas.

Nada más reanudarse el juego, La Tasquilla buscó a Ramírez por ese flanco. Citó a Orcajo, que entró al trapo, y salió por fuera con un quiebro y posterior centro que Pérez culminó con un remate de cabeza en escorzo. El balón no entró porque no quiso.

Ramírez desborda a David Orcajo. la acción terminó con el peligroso remate de cabeza de Pérez que salió rozando el palo izquierdo.

Ramírez desborda a David Orcajo. La acción termina con el peligroso remate de cabeza de Pérez. Segundo aviso. 

A la siguiente ya no hubo más advertencias. Ramírez burló la línea defensiva con una diagonal hacia el centro en la que nadie le siguió ni le hizo falta hasta plantarse solo delante de Pablo, al que batió echando la pelota a un lado.

La Tasquilla no se conformó con el empate y fue a por el partido. Salió Martín como delantero centro en lugar de Ruiz y el Rompeolas ya veía de lejos las bondades del punto. Kike retiró a Augusto y metió como defensa a Mario. José entonces demostró nuevamente criterio con el balón pero ahora en posiciones más adelantadas.

Julio recibió un golpe por el que quedó tocado y finalmente tuvo que ser sustituido.

Julio recibió un golpe por el que quedó tocado y finalmente tuvo que ser sustituido.

El recién ingresado Martín también quiso anunciar su advenimiento con un remate solo dentro del área que se marchó fuera por muy poco. El Rompeolas, tocado como quedó Julio por un golpe en una de sus rodillas, aún pudo dar una tímida respuesta con un centro chut de Joaquín tras jugada de Héctor, pero el portero visitante saltó ágil para agarrar arriba la pelota.

Y en el minuto 72 llegó la jugada desafortunada del Rompeolas. A Pablo se le atraganta un balón colgado al área y lo deja suelto. Tanto como lo estaba Martín, el delantero centro de la Tasquilla, que se adelanta a Arrébola y remacha a las mallas el definitivo 1-2.

A Balo se le escurre el balón, que queda muerto. Martín, el más atento, lo empujará a la red.

A Pablo se le escurre el balón, que queda muerto. Martín, el más atento, lo empujará a la red.

El Rompeolas envió al frente al soldado José Antonio a ver si conectaba algún proyectil, pero ya era demasiado tarde para evitar un resultado que los visitantes celebraron con entusiasmo con el pitido final del árbitro.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies