Athletic Rompeolas 2 Deportivo Almozara 2

De poder a poder.

El Rompeolas frena también al poderoso Deportivo Almozara tras un partido muy serio y suma su octava jornada consecutiva sin perder

Los goles de Dani y Posadas amarran un punto que asegura matemáticamente la quinta plaza

 

Julio trata de saltar a tocar un balón en el centro del campo ante la carga de un rival.

Julio trata de saltar a tocar un balón en el centro del campo ante la carga de un rival.  P. PELLITERO

Athletic Rompeolas   2   

Javi; David González; Arrrébola, Alberto, José Antonio (Kike, 68); Julio, Guillermo, Jordi (David Orcajo, 55), Héctor (Ernesto, 68); Posadas, Dani.

Deportivo Almozara   2 

Guerrero; Rubén García, Acero, Sergio, Aitor (Leonardo, 53), Óscar Puig, Soriano, Tanausu (Jonatan, 67), Zarzuela, Javier García, Félix.

Goles: 1-0, min. 29: Dani. 1-1, min. 38: Javier García. 2-1, min. 58: Posadas. 2-2, min. 65: Félix.

Árbitro: Gallego Galindo. Mostró cartulinas amarillas a los jugadores del Rompeolas José Antonio, Guillermo y Jordi y a los visitantes Soriano y Félix. Expulsó en el minuto 75 al local Kike por decirle “me cago en tu puta ostia” [sic].

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo cuarta jornada de Segunda Preferente disputado en un horario poco habitual para el Rompeolas como local, las 10.15 horas, lo que favoreció la presencia de público.

Athletic Rompeolas

TORRE RAMONA. Pudo ocurrir cualquier cosa y por ello el empate final frente a uno de los rivales con mejor dominio de la pelota de la Laboral Segunda Preferente debiera satisfacer al Athletic Rompeolas, pero la buena imagen ofrecida por los locales bien pudo haber valido para sumar los tres puntos.

Los de Kike realizaron un partido muy serio con un gran despliegue físico, especialmente en el centro del campo. Incomodaron sobremanera el juego de toque de los visitantes, se mostraron certeros en el remate y se adelantaron en el marcador en dos ocasiones, pero la ventaja les duró bien poco y acabaron sufriendo para retener un punto que les asegura matemáticamente la quinta plaza. Las tablas frenan al Deportivo Almozara, que complica sus opciones de ascenso a falta de dos jornadas.

De los tropiezos hay que aprender y en esta segunda vuelta el Rompeolas está ofreciendo una imagen muy mejorada que le ha llevado a salir invicto de todos los duelos frente a los equipos de arriba y a remontar en la clasificación. Si en El Carmen, allá por noviembre, el equipo naranja cayó con estrépito por 5-2, ayer fue capaz de maniatar a su rival en el centro del campo y le buscó las cosquillas al contragolpe.

La consigna en el vestuario, apuntada aquí dos días antes, era dificultar la salida de la pelota del rival taponando a Óscar Puig, alias el recortador, que tantas roturas de cadera ocasionó en el partido de la primera vuelta. En ese empeño y durante los primeros 20 minutos, el Rompeolas no reparó en esfuerzos. Derrochó una parte importante de su fondo físico para ahogar a su contrincante y luego, con la pelota en su poder, generar superioridad con los movimientos de Jordi hacia el centro y Dani hacia la banda derecha.

Jordi se vació tapando la banda izquierda y luego, con la pelota, moviéndose a sus anchas por todo el centro del campo.

Jordi se vació en la doble tarea de tapar la banda izquierda y recibir y penetrar por el centro. 

Sin pelota, el equipo de Kike se mostró rocoso, bien posicionado y contundente. David González y José Antonio cerraron los laterales con Arrébola y Alberto como centrales. Por delante, Julio y Guillermo ponían los cinco sentidos en cumplir con el balance defensivo y vigilar de cerca al 18. Pero esa misión no podían cumplirla sin ayuda. El media punta debía colaborar cerrando por delante ese pretendido triángulo de asfixia, aunque al principio costó que Posadas o Dani asumieran ese papel.

Pero era tal el convencimiento general en lo que se hacía que durante varios minutos Guillermo y Jordi se multiplicaron para llegar a todo. El primero estaba especialmente motivado porque no olvidaba el suplicio vivido en La Almozara.

Jordi, incrustado en el centro, es agarrado por un defensor del Deportivo Almozara.

Jordi, incrustado en el centro, es agarrado por un defensor del Deportivo Almozara. P. PELLITERO

Una vez que los naranjas recuperaban la pelota había que demostrar algo más que colocación. Entonces Héctor y Jordi desplegaron sus virtudes por ambas bandas. El uno caracoleó por la izquierda un par de veces y el otro abrió camino por el centro mientras Dani y Posadas corrían a por los balones en profundidad. Definitivamente había un equipo serio plantándole cara al tercero de la liga.

Eso pareció desconcertar un poco a los amarillos, confiados quizá en disfrutar de un partido plácido aunque solo fuera porque eran ellos los que más se jugaban. Óscar Puig apareció solo con cuentagotas. Cada vez tenía que desplazarse a posiciones más alejadas del foco para entrar en contacto con la pelota y en varias ocasiones tuvieron que ser los centrales quienes trataran de sacar la pelota.

Pero por su puesto el rival atesoraba muchos más argumentos para complicar la mañana a los locales. Por la banda izquierda comenzaba a carburar una motocicleta llamada Zarzuela que tuvo que ser detenida en falta en varias ocasiones por José Antonio, cargado demasiado pronto con otra cartulina amarilla para su colección. En buena medida se vio obligado a cortar por lo sano por los desajustes que producían los movimientos de Javier García casi siempre por el centro y otras veces abierto a la banda izquierda.

Alberto y Zarzuela a la par. El zaguero del Rompeolas se vio desbordado en esta ocasión por la velocidad del extremo amarillo.

Alberto y Zarzuela. El zaguero local, desbordado en esta ocasión por la velocidad del rival.P. PELLITERO

El Rompe también se asomaba al área y tras ceder Héctor un balón atrás para el lateral José Antonio, su centro superó por arriba al central Sergio y acabó en los pies de Dani, que con un leve remate al palo que quiso ser control sembró el desconcierto en la zaga visitante.

La réplica llegó a balón parado. Sergio recibió en corto un saque de esquina y con una peligrosa rosca buscó la escuadra izquierda del portal de Javi. La intensidad comenzaba a pasarle factura a los de Kike. Jordi, a punto de alcanzar su punto de saturación, intentó penetrar por el centro y llegó vivo al borde del área, pero no pudo seguir y protestó airadamente la no señalización de una falta previa. Solo obtuvo otra cartulina amarilla. Luego a punto estuvo de perder un balón comprometido en la banda.

Cuando parecía que el Rompeolas se ofuscaba con la pelota, apareció Posadas por el centro metiendo un pase interior a la carrera de Dani. El pichichi de los naranjas aprovechó que Sergio estaba fuera de sitio y le ganó la espalda a Acebo, luego eludió la salida fuera del área de Guerrero y, escorado a la izquierda, empujó la pelota a la red con su pierna izquierda y mucho suspense. Un remate más difícil de lo que pudo parecer y que supuso el 1-0.

Con esa ventaja mínima y el empuje de los visitantes, el Rompeolas buscó aumentar la brecha lanzando varios contragolpes. En el primero Héctor envió en largo con su pierna izquierda hacia Dani y Jordi culminó la jugada con un disparo lejano y en la siguiente el propio extremo naranja no llegó por poco a otro balón colgado.

La ventaja y el cansancio llevaron a dar un paso atrás y al relajo en la presión, algo que agradeció el Deportivo Almozara. Casi tanto como el error en cadena en la zaga del Rompeolas tras un balón colgado. Javi pidió el balón con un grito, Arrébola le desobedeció y cortó de cabeza, pero su despeje dejó el balón muerto dentro del área. Alberto y José Antonio acudieron alarmados al despeje, pero solo hicieron que molestarse y Félix aprovechó el regalo para firmar la primera gran ocasión visitante.

Félix remata muy cerca del larguero.

Félix remata muy cerca de la escuadra izquierda de la portería de Javi.  P. PELLITERO

Pero en la siguiente ocasión, muy cerca del descanso, ya no perdonaron. Óscar Puig buscó con maestría la espalda de David González, infranqueable hasta entonces, buscando la carrera en diagonal de Javier García que superó la media salida de Javi y luego cruzó la pelota a la red pese a la oposición bajo los palos del rehecho David González.

El empate cayó francamente mal en el ánimo local que ya se veía en el intermedio administrando ese 1-0, aunque lo acabó asimilando como algo irremediable dada la peligrosidad del rival.

En la reanudación, Posadas se marchó de dos rivales hacia el centro, se apoyó en Héctor y tras un nuevo recorte sacó un disparo un tanto desviado. En la siguiente oportunidad el banquillo local protestó airadamente la señalización de un fuera de juego a Dani que se había quedado solo delante de Guerrero.

Pero al encuentro le restaban todavía bastantes emociones. Un balón suelto dentro del área fue a impactar en la mano derecha de Alberto y el árbitro no dudó en señalar el punto de penalti.

El penalti lanzado por Javier García se marcha fuera a la izquierda de Javi.

El penalti lanzado por Javier García se marcha fuera a la izquierda de Javi.  P. PELLITERO

Javier García buscó el doblete pero quiso ajustar tanto a un palo que su lanzamiento se marchó fuera a la izquierda de Javi, que había adivinado lo que tendría ese domingo para comer, pero no hacia dónde debía lanzarse.

Es la segunda ocasión esta temporada en la que a Alberto le señalan una pena máxima por una mano no voluntaria (la otra vez frente al Bar Bierzo 2) y, en ambos casos, los rivales no acertaron con la red.

El Rompeolas dio entrada a David Orcajo en lugar de Jordi, lastrado por la tarjeta y el cansancio, y David González pasó al centro del campo desplazándose Guillermo a la parte izquierda. El cuatro de Kike perdió un poco de profundidad por esa banda y tampoco tapó igual en defensa.

La anterior no fue la única gran oportunidad que desperdició el tercero de la liga. Sergio lanzó envenenado sobre la portería del Rompeolas y el balón botó justo delante de Javi, que tuvo que jugarse el tipo frente a las estiradas de Félix y Javier García.

Tras esa doble angustia, el Rompeolas cogió aire y buscó la portería rival. Dani avisó con una incursión por la derecha que murió sobre la línea de portería, pero en la siguiente ocasión, Rubén García se tragó un envío en largo de Arrébola y Dani recorrió la banda como una flecha, levantó la cabeza y asistió raso a Posadas, que en el segundo palo y, viniendo desde atrás, empujó a la red con Guerrero a media salida.

Posadas logra el 2-1 a pase de Dani.

Mismos protagonistas del 1-0 con los papeles cambiados. Posadas logra el 2-1 a pase de Dani. P. P.

A partir de ese preciso momento puede nacer el pesar en el seno del Rompeolas por no haber amarrado la victoria. El Deportivo Almozara, preso de la necesidad, se abrió en canal y cada robo de balón de los naranjas era un contragolpe con maneras. Posadas pudo dejar solos a Dani o Héctor pero un zaguero cortó in extremis su envío.

Posadas trata de meter un pase en profundidad hacia Héctor o Dani pero corta el envío.

Posadas trata de meter un pase en profundidad hacia Héctor o Dani pero Rubén García corta el envío. P.P.

Y en la más clara, Héctor dejó solo a Dani frente a un Guerrero fuera de sitio, pero el ariete del Rompeolas acudió con demasiado respeto al encuentro y perdió una ocasión de oro.

Dani no ataca el balón y pierde la ocasión en el mano a mano con Guerrero.

Dani no ataca el balón y pierde la ocasión en el mano a mano con Guerrero.  P. PELLITERO

Poco después Zarzuela, que en el segundo tiempo se había pasado a la banda izquierda, pilló fuera de sitio a David Orcajo. Alberto salió al corte pero se vio obstruido por la carrera de Félix, y el extremo del Deportivo Almozara cabalgó a sus anchas hasta el interior del área, donde salvó la entrada abajo de Arrébola y cedió al segundo palo. Alllí  donde apareció

Zarzuela desborda a Arrébola y detrás corren Julio, David Orcajo y Alberto. Se estaba fraguando el 2-2

Zarzuela desborda a Arrébola y detrás corren Julio, David y Alberto. Se estaba fraguando el 2-2. P. P.

Félix, vigilado por José Antonio, se pasó de frenada y vio pasar la asistencia, que acabó en los pies del recién ingresado Leonardo. Este chutó a puerta y Julio salvó bajo los palos, pero esta vez Félix sí estuvo en el lugar adecuado y remachó a la red el empate a la postre definitivo.

Julio salva bajo los palos el lanzamiento de Leonardo pero no puede evitar el remate de Félix.

Julio salva bajo los palos el lanzamiento de Leonardo pero no puede evitar el remate de Félix, 2-2.  P. P.

Con el empate otra vez en el marcador, Ernesto relevó a Héctor y Kike a José Antonio, que aguantó hasta entonces con una cartulina amarilla. El Rompeolas se pertrechaba para sufrir lo que viniera. Durante varios minutos vivió en su propio campo por las faltas que forzaba el habilidoso Óscar Puig. Todas se saldaron con lanzamientos directos y envíos al corazón del área que elevaron los nervios pero no llegaron a comprometer la portería de Javi.

En los últimos minutos, Kike trató de anticiparse a un rival en el centro del campo y lo mismo pareció que llegaba como que el adversario le empujaba en falta, pero el árbitro dejó seguir la jugada y el zaguero del Rompeolas, a la desesperada y con el fin de parar el contragolpe, corrió hacia la defensa soltando espumarajos por la boca, exabruptos que llamaron la atención del árbitro, que le mostró la roja directa.

El árbitro para el partido y expulsa a Kike.

El árbitro detiene el partido y le muestra a Kike la cartulina roja directa.  P. P.

El Deportivo Almozara quemó sus naves y envió al frente de ataque al central Sergio para colgarle balones directamente al área. En una de esas intentonas, Alberto, dentro del área y sin referencia visual de lo que hacía Javi, elevó su pierna derecha en el último momento rebañando una pelota con la que ya se relamía el central visitante.

En uno de los últimos lances de juego, Zarzuela sirvió por la derecha un centro raso que volvió a cortar Alberto hacia su compañero David González. El todoterreno del Rompe avanzó lo que pudo hasta recibir la tarascada del extremo amarillo. Y a partir de ahí, barullo y diversos escarceos. Zarzuela, preso de la ira por un golpe recibido en su muslo izquierdo, se fue a por Guillermo a quien le propinó un manotazo en la cabeza. Mientras el árbitro se hacía transparente y perdía el control, se abría otro frente con Javier García y Posadas. Unos y otros, incluidos miembros del banquillo local, acudieron a apaciguar los ánimos y el ardor no pasó a incendio.

Y ya no se jugó más. El empate deja al Deportivo Almozara a expensas de los enfrentamientos directos de los equipos que le preceden y al Rompeolas, que se asegura ya la quinta plaza, con la ilusión de poder ganar otro puesto más.

 

 

El árbitro reúne a los dos implicados en el primer altercado: Guillermo y Zarzuela.

El árbitro reúne a los dos implicados, Guillermo y Zarzuela, quien muestra su muslo izquierdo enrojecido.

José Antonio aparta a Javier García tras su trifulca con Posadas.  P. P.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies