Rienda suelta al caudal ofensivo



El Athletic Rompeolas se impone a la UD Urriés con tantos de Barranco, José Manuel, Santi Mur, Denis y Ernesto


Athletic Rompeolas  5

Dani Laparra; Sierra (Mario Lafuente, 71), Adrián, José Antonio, Joaquín; David González, José Manuel (Ángel, 65), Barranco, Santi Mur (Ernesto, 61), Toño; Denis.

AD Urriés                    2

Víctor Ramos; Nacor García (Diego Julián), Ignacio Martín (Pablo Arróspide), Javier Carazo, Carlos Gómez; Diego Murillo (Sergio López), Iván Richart, Jonatan Martínez, Moisés Catalán (David Legazpe)*, David de Benito (Ricardo Gracia); José Durán (Raúl Blat).

Goles: 1-0, min. 8: Barranco. 1-1, min. 14: José Durán. 2-1, min. 46: José Manuel. 3-1, min. 55: Santi Mur. 4-1, min. 58: Dennis. 4-2, min. 73: Iván Richart. 5-2, min. 76: Ernesto.

Árbitro: Lorenzo García Pellicer. Mostró cuatro cartulinas amarillas, las cuatro para el equipo visitante (Sergio López, Pablo Arróspide, Jonatan Martínez y Javier Carazo). Concedió seis minutos de añadido y dio por finalizado el encuentro después de que un integrante del banquillo de la AD Urriés saltase exaltado de su banquillo corriendo a por el portero local Dani Laparra y tuviese que ser separado junto a la línea de fondo.

*En el acta, García Pellicer indica que los visitantes Ricardo Gracia y David Legazpe salen en ambos casos e lugar de David de Benito).

Incidencias: Cuarta jornada de Segunda Preferente. Mañana soleada y viento moderado. El partido se rigió por las nuevas normas de juego, en vigor desde esta jornada, tal y como advirtió el árbitro antes del comienzo. En el conjunto local, Alberto llevó las riendas del equipo y actuó como delegado. Acudieron a mostrar su apoyo a los avispas Iñaki y Visiedo.


clica para consultar el acta 


GINER. Ya está aquí el primer triunfo de la temporada del Athletic Rompeolas. Tres jornadas le ha costado ver puerta y cuatro ganar un partido, pero al fin ha sido capaz de plasmar sobre el césped el potencial ofensivo que atesora.

Lo ha logrado goleando a la AD Urriés en un encuentro muy físico que se ha resuelto en el segundo tiempo, cuando el centro del campo avispa se ha terminado por imponer a base de intensidad, colocación y capacidad combinativa. El derroche de Barranco, la omnipresencia de David González y el talento de José Manuel han mezclado a la perfección para contrarrestar el juego directo y poderoso de los rojinegros, que, con 4-2 abajo, aún han tenido arrestos para encerrar al cuadro local en su campo durante varios minutos antes de que Ernesto le diese la puntilla sobre la línea de gol.

El cuadro avispa llegaba apurado a este envite tras varias actuaciones irregulares y contaba con una convocatoria muy ajustada, situación agravada la víspera por la lesión de David Soriano. Todo lo contrario al poderío del banquillo visitante, que colgó el cartel de completo.

Precisamente una de las claves de lo visto después ha podido estar en la buena gestión de los recursos. José Antonio, experto hacedor , ha propuesto aprovechar la circunstancia de contar con Dani Laparra y Adrián Martínez como porteros para situar a este último como defensa central y que David González llenase el vacío dejado por Soriano en el eje en el centro del campo. No ha dejado de ser un cara o cruz porque, más allá del voluntarismo declarativo del nuevo fichaje del Rompe, realmente ninguno de los allí presentes lo había visto jugar fuera de los palos.

Otra cuestión reseñable: El Athletic Rompeolas ha dado alguna muestra de adaptación al terreno de juego en el actúa como local. Más de un año después del traslado forzoso (pero feliz) al campo del Giner Torrero, el conjunto avispa por fin se ha complicado menos en la salida de la pelota y hasta ha echado mano de vez en cuando de los envíos en largo.  Recoger la pelota en el centro del campo, bajarla al suelo, abrir a una banda y buscar un pase en largo. Así ha ocurrido en la jugada del primer gol, en la que Joaquín ha enviado un pase en profundidad a la carrera de desborde de Barranco, quien tras hacerse con la pelota cerca de la línea de fondo, ha recortado a un par de defensores dentro del área y ha fusilado a Víctor Ramos.

La ventaja ha alegrado el juego de los locales, que han vuelto a rondar el gol con un empalme demasiado cruzado de Joaquín al borde del área, sin olvidar el desborde en velocidad de Santi Mur por la banda derecha nada más comenzar que ha culminado con un remate alto.

Pero poco a poco esa soltura con el balón se ha ido disipando por la contundencia de la AD Urriés, siempre al límite en cada balón dividido. Los visitantes han cobrado mayor protagonismo hasta que al cuarto de hora un pelotazo cruzado a la espalda de Sierra ha desbordado a la defensa local. Adrián ha esperado a que el balón botase y eso ha dado alas a José Durán para ganar la posición y, dentro del área, cruzar el balón a la red de volea ante la media salida de Dani Laparra, 1-1.

El Athletic Rompeolas apenas ha contando con una ocasión más de Dennis a pase de Toño, pero su lanzamiento se ha marchado ligeramente desviado cerca del palo izquierdo de Ramos. Su producción ofensiva ha menguado por la labor de buldócer de la AD Urriés, siempre al choque, siempre fuerte. Con la sencillez de los envíos cruzados desde la retaguardia y eludiendo las transiciones en el centro del campo, ha acumulado varias acciones a balón parado.

El comienzo esperanzador de los avispas y la ventaja inicial se han tornado en contrariedad en el descanso con el empate, la aspereza del rival y el peso de llevar ya tres jornadas sin ganar. Además la AD Urriés ha salido tras el descanso decidido a llevarse el choque dando entrada a su punta de referencia Pablo Arróspide, que no había sido de la partida por no llegar a tiempo. Eso, unido a la baja por percance festivo de un jugador tan relevante como Adolfo Martínez, ha restado pegada a los rojinegros.

Existe la falsa creencia de que con veinte años todos fuimos como Daniel Barranco, pero no es verdad

La insistencia del Athletic Rompeolas en mantener la apuesta por hacerse con el centro del campo y buscar transiciones sencillas por las bandas buscando la referencia fija de Dennis en punta ha terminado por desarmar la robusta maquinaria de los de El Canal en el segundo tiempo. En el minuto 46 un pase de Toño por la parte izquierda y el amago posterior de Santi Mur dejando pasar el balón han permitido asistir a la primera maravilla de la temporada de José Manuel. El 9 del Rompe ha recibido al borde del área y ha recortado a su defensor a derecha, a izquierda, nuevamente a la siniestra y ha terminado por batir por alto al portero del Urriés. 2-1.

Las malas noticias han continuado para los visitantes con la lesión fortuita de su delantero José Durán fruto de un mal apoyo dentro del área. Con la ventaja en el marcador, la figura de Barranco se ha agigantado aún más. Desborde, carreras vertiginosas hacia atrás para robar el balón y evitar los contragolpes, temple para aguantar las tarascadas del rival… Existe la falsa creencia de que con veinte años todos fuimos como Barranco, pero no es verdad.

Otro que ha completado una exhibición ha sido David González, algo que no es noticia. Juegue donde juegue, «el mudo Vázquez» cumple siempre con nota. Concentrado desde hace mucho tiempo en taponar los agujeros que las lesiones ocasionan en la defensa, el Rompeolas viene perdiéndose a un pivote magnífico en el centro del campo, pero este domingo lo ha recuperado.

El despliegue del Rompeolas ha partido en dos a su rival y le ha permitido llegar al área de Víctor Ramos en oleadas. Santi Mur ha hecho el 3-1 de volea dentro del área y Dennis, yo-no-voy-a-cambiar-mi-forma-de-jugar-con-cuarenta-años, ha visto recompensado su trabajo con el cuarto tanto de la mañana. Por el medio, la AD Urriés ha dado rienda suelta a su impotencia con acciones que no venían a cuento y que han supuesto tarjetas amarillas para sus jugadores Jonatan Martínez y Sergio López-Brea.

Pese a ello, aún ha sido capaz de venirse arriba y arrinconar a los locales tras recortar distancias en el marcador por medio de Juan Richart, que ha aprovechado un despiste de los dos centrales del Rompe para remachar a la red el 4-2. El banquillo avispa ha salido a echar el resto y, así el lesionado Santi Mur ha dejado su sitio a Ernesto, Ángel ha dado descanso y alivio a un perseguido a golpes José Manuel y Mario Lafuente ha ocupado el lateral derecho en lugar de un concentrado y atinado Sierra.

El intento de remontada se ha quedado en eso después de una larga jugada en solitario de David González desplegándose por la banda izquierda y que, tras un saque de banda, el desborde de Barranco ha convertido en una asistencia de oro a Ernesto, que sobre la línea de meta ha empujado el balón a la red, 5-2.

Lo seis minutos de añadido concedidos por el árbitro han servido para comprobar una vez más a qué hay que atenerse cuando hay que enfrentarse a según qué rivales. Un balón colgado sobre el área local ha servido de excusa para que el capitán de la AD Urriés se lanzara en el área pequeña sin otro propósito que chocar contra el portero Dani Laparra. Éste no se ha tomado bien su acción y ha reaccionado lanzándole el balón al cuerpo. Ello ha desencadenado una trifulca en la que el jugador de la AD Urriés se ha encarado contra él, mientras desde el banquillo visitante un exaltado vestido de chándal, que a pregunta directa del árbitro ha rechazado ser de la convocatoria rojinegra, ha hecho la carrera de su vida para invadir el terreno de juego e intentar llegar hasta el portero del Rompeolas. Su propósito ha sido abortado por jugadores de la AD Urriés y, en vista de los acontecimientos, el árbitro García Pellicer ha dado el partido por finalizado.

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: