Athletic Rompeolas 1 Pedrusco SBE 0

Regreso a los orígenes

El Rompeolas derrota por la mínima al Pedrusco SBE gracias a una intensa labor defensiva

David protege la pelota en su propio campo mientras su compañero Manu retrasa su posición. El Rompeolas salió con actitud defensiva.

David (15) protege la pelota en su propio campo mientras su compañero Manu (2) retrasa su posición. El Rompe se mostró más contundente en defensa.

 

Athletic Rompeolas    1

Javi; Manu, Alberto, Arrébola, José Antonio, David (Kike, 60); Julio, Adrián, Héctor, Coke; Dani.

Pedrusco SBE             0

Israel; Castiñeiras (Herrero, 40), Rubén Puri, Campos (David Puri, 40), Casado (Juan Marín, 53); Guerrero, Rodrigo, Daniel Puri (Álvaro Marín, 40), Gutiérrez (Mateo, 40), Miguel Ángel Marín, Pascual.

Goles: 1-0, min. 64: Adrián.

Árbitro: Asensio y Guajardo, Ignacio. Amonestó con cartulina amarilla a los locales Héctor, José Antonio, Manu, Arrébola, Kike, Coke, y a los visitantes Guerrero, David Puri y Rodrigo. En el minuto 33 de la primera parte expulsó del banquillo al local Jesús. En la primera parte el colegiado lució una camiseta azul y, tras darse cuenta de que su atuendo coincidía con el del portero del Pedrusco, vistió otra amarilla. En cambio, no puso pegas a que ambos equipos jugasen con pantalón negro.

Incidencias: octava jornada de la Laboral Segunda Preferente. Mañana oscura a causa de la niebla.

 

Cambio a la zaga de tres centrales y dos carrileros

TORRE RAMONA. El Athletic Rompeolas llevaba cuatro jornadas perdido en una ilusión, ensimismado con el talento ofensivo de sus individualidades, el fútbol preciosista pero improductivo. Quiso entonces el calendario que en su camino se cruzase el Pedrusco SBE, una escuadra aguerrida que apela a la brega en cada una de sus acciones y que acumulaba cuatro jornadas sin perder (había conseguido 10 de los 12 últimos puntos y solo había encajado un gol).

El ejemplo del rival contagió a los de Kike, que recuperaron ese espíritu combativo que de tantos apuros los han sacado otras veces.También en esta ocasión. Y eso pese a las notables bajas en ataque con las que contaba para este encuentro (Posadas, Joaquín, Jordi y Guillermo) además de la de Ernesto en defensa. Pero de poco había servido hasta ahora tanta y tan variada munición.

El partido frente al conjunto de Alagón fue un duelo de alto voltaje (hasta nueve cartulinas amarillas y una roja), cargado de marcajes pegajosos, encontronazos, faltas y balones divididos, en el que el Rompeolas sacó partido a su rigor defensivo aprovechando una de las ocasiones de gol de las que dispuso, más y más claras que las de su adversario: la de Adrián (seis goles en siete partidos), que en el minuto 64 le dio el triunfo a los locales gracias a un zurdazo seco desde la frontal que sorprendió a Israel.

El Rompeolas volvió a ofrecer pasajes del equipo riguroso que se vio frente al Bar Estudiantil en la segunda jornada y a ello contribuyó especialmente el cambio de sistema de juego introducido por Kike, quien esta vez optó por situar una línea de tres centrales (Manu, Arrébola, Alberto) que acabase con los desequilibrios defensivos. Visto que los jugadores del centro del campo se habían empeñado hasta ahora en despreciar las bandas, situó también dos carrileros (José Antonio y David) para ampliar el juego en ataque. Con ese abanico abierto de cinco jugadores, situó por delante a Julio, con Héctor y Adrián, a la vez escuderos y estiletes, y liberó de tareas defensivas a Coke, que conectó mucho más con Dani, referencia en punta. El resultado fue un equipo más abrigado, con las tareas mejor repartidas y los adversarios más estrechamente vigilados.

El Pedrusco SBE tomó la vara de mando desde el inicio gracias a sus rápidas combinaciones y a sus escasos miramientos en el cuerpo a cuerpo (o anticipación o falta). Los centrales del Rompeolas dudaban si saltar o no a la presión en el centro del campo y Julio se sentía demasiado solo entre tanto adversario, pero poco a poco los desajustes se subsanaron. Los marcajes pegajosos y la contundencia de la zaga local dificultaban el juego visitante cerca del área de Javi, al que solo inquietaban con lanzamientos a balón parado. Por el contrario, el Rompeolas, mucho más práctico esta vez y con menos transiciones en el centro del campo, exprimió al máximo cada salida al contragolpe y generó varias ocasiones de peligro. La primera de ellas, no obstante, llegó en un saque de esquina: Coke lo botó cerrado al primer palo, Alberto no llegó por poco e Israel despejó como pudo.

 

La siguiente surgió de un balón largo de Alberto a la espalda de los centrales buscando la diagonal de Adrián hacia la parte izquierda. El habilidoso delantero naranja aguantó la pelota y esperó la subida de José Antonio, que sirvió un envío al corazón del área. Allí, Dani tocó lo justo de cabeza para dejar la pelota a los pies de Coke, que remató alto. Estaba visto que no hacía falta enfrascarse en regates por el centro para crear oportunidades.

La tercera acción ofensiva del Rompeolas, la más peligrosa de todas, se inició en una potente salida por el centro de José Antonio que se fue de varios defensores y le regaló a Dani un mano a mano frente al portero, del que el imprevisible punta rompeolense supo salir con un regate hacia su derecha, aunque luego cruzó su remate en exceso y José Antonio, que había acompañado la jugada, no pudo llegar a empujar el esférico.

En el segundo tiempo, el Pedrusco SBE realizó tres cambios de tacada y sacudió el choque subiendo una velocidad más. Ejerció un control aún más intenso aunque solo creó peligro a balón parado frente a un Rompeolas que dio un paso atrás para sentirse más seguro. El único gol del partido llegó en jugada -poco elaborada, eso sí- y la firmó Adrián. El jugador del Rompeolas recibió en la banda izquierda un envío cruzado de José Antonio, encaró a la zaga visitante y fue centrándose hasta encontrar un hueco por el que soltar un proyectil que se coló en el portal de Israel.

A partir de entonces, el Pedrusco SBE se lanzó ya sin miramientos al ataque y acumuló varias acciones de peligro, la mayoría a balón parado. Davi Puri salvó la barrera con un lanzamiento de rosca y Javi respondió con reflejos despejando a saque de esquina.

El central Arrébola puso el miedo en el cuerpo del banquillo local cuando a punto estuvo de meterse un gol en propia puerta al pifiar un despeje dentro del área tras un saque de esquina.

Miguel también rondó el gol en otro saque de esquina con un tiro que salió rozando el palo izquierdo de Javi después de que el balón se hubiese paseado por el área entre una nube de piernas:

Pese al empeño y la fuerza del Pedrusco SBE, el Rompeolas, con mucho agobio y echando mano de las faltas, aguantó finalmente el tirón y, tras cuatro minutos de alargue, fue capaz de asegurar un triunfo muy trabajado que lo devuelve a la senda del fútbol real. Para ganar hay que sufrir y pelear.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies