CD Porvenir 2 Athletic Rompeolas 0

Mucho que mejorar

El Athletic Rompeolas, falto de ritmo y corto de efectivos, cae en su estreno liguero frente al CD Porvenir, ascendido a Segunda Preferente por la reforma de la competición

 

CD Porvenir               2  

Gregorio; Domínguez, Penco (Fernández), Gutiérrez, Millán; Lahoz, Navarro (Procas), Vicente, Gómez (Recio), Mori (García); Bolea (Saenz).

Athletic Rompeolas  0 

Dani Laparra; Mario Lafuente, Kike, José Antonio, Alberto (Jesús, 45); Juan, David González, David Orcajo (Ángel, 40), Sierra; Joaquín, Dani.

Goles: 1-0, min. 20: Gómez. 2-0, min. 70: Domínguez.

Árbitro: Omar Ben-Ahmed Moundo. Mostró cartulinas amarillas a los visitantes Mario Lafuente y Jesús.

Incidencias: Primer encuentro de la temporada 17/18 disputado en una mañana soleada y de buena temperatura. El Athletic Rompeolas lució su primer uniforme para esta campaña, camiseta blanca, pantalón y medias negras. El inicio del segundo tiempo hubo de demorarse varios minutos por el retraso de Mario Lafuente a la hora de salir del vestuario.

CM EL RABAL. El toro de la competición se llevó ayer por delante a un Athletic Rompeolas de pretemporada que compareció con lo puesto para hacer frente al CD Porvenir, un ascendido en los despachos por la reforma exprés del alicaído fútbol laboral zaragozano que, sin complejos, viene a hacerse un hueco en la Segunda Preferente.

Los de Kike demostraron estar lejos de su mejor versión y, aun así, si cayeron fue por sus propios errores. Una nefasta gestión del fuera de juego en una temeraria salida de los dos centrales y un penalti marrado por Joaquín que hubiese supuesto el empate a uno terminaron por decantar el partido del bando local. Porque el CD Porvenir se mostró más intenso y decidido, pero también pecó de inocencia en muchos de sus ataques y su línea de contención tembló a poco que los contragolpes del Rompeolas tuvieron algo de sentido.

Los blanquinegros, con una alineación cogida con alfileres, saltaron al campo con la idea de amarrar atrás y buscar las salidas rápidas a la contra para buscar las cosquillas al recién ascendido. El transcurso de los minutos acrecentó la sensación de dominio de los locales e hizo aflorar la mejor versión de Dani Laparra, portero del Rompeolas que esta vez se colocó bajo los palos ante la bajas del polilesionado Javi y el espartano Pablo.

La línea defensiva estuvo liderada por José Antonio, secundado por Kike en el centro de la zaga, con el reaparecido Alberto (casi ocho meses después de caer lesionado) en el costado izquierdo, quien evidenció encontrarse lejos de su mejor versión, y Mario Lafuente, lateral derecho que llegó con el tiempo justo después de haberse perdido por el camino… otra vez, se cayó de bruces delante del primer balón que recibió como si llevase los pies atados y salió tarde del vestuario a la vuelta del descanso.

No obstante, los cuatro de atrás soportaron bien la presión mientras recularon hacia atrás. El CD Porvenir ensayó varias veces el disparo lejano y los centros pasados. El peligro real y evidente llegó en las botas de Bolea y a balón parado, remates repelidos con mucho acierto por Dani Laparra, especialmente una mano providencial sacada sobre la misma línea tras un remate local en el área pequeña y un par de salidas en dos saque de esquina que impidieron la alteración del marcador.

El centro del campo del Rompeolas sobrevivía como podía bajo la dirección del redebutante Juan, en segunda etapa en el equipo, auténtico faro que atrajo todos los balones que los visitantes movieron con algo de sentido. David González batalló una vez más como fiel escudero y, por las bandas, David Orcajo y Sierra hicieron lo que pudieron ante el dominio local. Arriba, Joaquín y Dani se alimentaron de lo poco que cayó por sus lares generando varias ocasiones de gol con rápidas combinaciones entre ellos y con los centrocampistas, casi siempre en desventaja y al filo de perder el esférico.

El encuentro parecía encaminarse hacia un empate sin goles, hasta que en un arrebato de temeridad, Kike y José Antonio saltaron a cortar un balón lanzando un fuera de juego muy particular que dejó suelto al delantero Bolea y no incluyó a sus compañeros de banda. Alberto vio la jugada y trató de secundar la locura pero ni llegó al corte a tiempo, ni placó al futbolista local que sirvió de apoyo para trasladar el balón al costado derecho ni fue capaz de remontar luego la carrera a Gómez, que se fue como un rayo hasta encarar a Dani Laparra y batirle por bajo. En el otro costado, rompiendo el fuera de juego, Mario pareció seguir con los pies atados.

Con el 1-0, el Rompeolas no varió su idea y el juego le brindó la oportunidad de equilibrar el marcador. Joaquín fue claramente derribado dentro del área por un empujón bastante inocente de un defensa local y el árbitro señaló el punto de penalti. El propio extremo izquierdo fue el encargado del lanzamiento, que acabó en las manos de Gregorio, justo después de que José Antonio mostrara plena confianza en su compañero gritando “poneos al rechace” (sic).

Pese al mazazo los de Kike siguieron llegando de cuando en cuando y en la mejor jugada de su parte, un centro desde la izquierda con el portero ya desbordado fue rematado en carrera por Juan de manera muy defectuosa. Tenía la portería para él pero el esférico casi por donde vino.

Con la llegada del descanso el Rompeolas se vio obligado a hacer cambios. David Orcajo, que se sacrificó para poder estar un tiempo, dejó su sitio a Ángel y, luego de la reanudación, Alberto estiró cinco minutos más sus limitaciones físicas hasta que Jesús, otro que tal baila, se preparó con resignación para salir a torear el morlaco.

En el segundo tiempo apenas hubo noticias positivas para el conjunto blanquinegro, justo de energías para buscar el empate pero sobrado para las protestas al árbitro. El CD Porvenir, por su parte, sin hacer nada del otro mundo, gozó de varias ocasiones para haber hecho el 2-0, pero se encontró a un inspirado Dani Laparra que lo paró casi todo. Sólo a unos diez minutos del final, los locales lograron el gol de la tranquilidad gracias a un remate de Domínguez dentro del área que desvió un balón suelto tras un clamoroso penalti no señalado por empujón de José Antonio. La competición ya ha comenzado y no espera a nadie.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies