Salamero

Salamero

Salamero - Football tactics and formations
 

Descenso y descomposición

  Les sucede a algunos equipos históricos que acumulan varios años en la parte baja de la clasificación. Un día acaban cayendo al descenso es entonces cuando afloran males que hasta entonces permanecían soterrados. Y, a veces sobreviene una desbandada. 

Reconstrucción

La marcha de un buen número de efectivos fue un torpedo en la línea de flotación del Salamero, que se vio obligado a acometer una reestructuración a marchas forzadas. Jornadas de carencias, de refuerzos de última hora, de falta de compenetración... de añorar tiempos mejores.   

Cuesta arriba desde el principio

Como consecuencia de todas esas penurias, el Salamero lleva instalado en el pozo de la clasificación desde el inicio de la liga. Ha tenido que disputar nueve jornadas para lograr su primer triunfo. Con cuatro puntos de veintisiete, bien podría considerarse casi ya condenado, pero el Athletic Rompeolas, con cuatro puntos de veinticuatro, acabó salvándose (de milagro, eso sí). 

Margen de mejora

Resuelto el problema que sufría en la portería y concretada la pareja de centrales, el conjunto de Torre Ramona ha empezado a competir. Dispone una defensa de cuatro en línea. Dos centrales estilizados que no tienen problemas para correr hacia atrás. Ángel (17) es diestro y trata de jugar el balón por abajo. Iván Latas (5), más impetuoso, es zurdo y tiene buen desplazamiento en largo. Los laterales son más discretos. De su centro del campo, formado por cinco jugadores, la clave es el medio punta Juanjo (8), un zurdo con visión de juego que distribuye bien el balón, se apoya en sus compañeros y colabora en la presión surgiendo por detrás del rival. En cuanto a los dos medios centros, Coman (10) aporta la templanza y la experiencia para sacar la pelota y el dorsal 4 el despliegue físico y las llegadas al área rival. Este jugador tiende a desordenarse y  perder el sitio. Por las bandas, Diego (2), por la derecha, y Guille (16), diestro que juega por la izquierda, llegan fácilmente a posiciones de remate. Ojo a Guille, juega a pierna cambiada y tiene buen disparo con su pierna derecha rompiendo hacia a dentro. Arriba, a Francisco Sánchez (15) le gusta correr al espacio. Le gusta tocar de primeras y cae más a la parte derecha. 

Aspecto engañoso, ojo si cuentan con espacios

Los cuatro puntos que suma el Salamero vienen del empate 3-3 frente al CD Porvenir y triunfo 3-4 del pasado domingo contra el Bar Estudiantil. Dos resultados logrados a domicilio que denotan partidos abiertos de ida y vuelta. En la Cartuja se encontró que muchos espacios en el centro del campo y una defensa rival caótica que en el segundo tiempo fue superada tanto por las bandas como por el centro. El aspecto de sus dos medios centros, de estatura y fondo físico discretos, no parece de una entidad suficiente como para inquietar, pero cuidado con dejarles libertad porque salen bien al contragolpe. Tapando bien al media punta Juanjo pueden pasar apuros. 

Mal rival para jugarse algo si sigue vivo en marzo

El Salamero es un histórico de la laboral que, pese a la desbandada de jugadores sufrida este pasado verano, todavía cuenta con una parroquia nada desdeñable. Como ya ocurriera la pasada temporada con el Sporting Oliver, bien podría darse el caso de que en la parte final de la liga recupere jugadores o sea capaz de incorporar efectivos. Eso lo convierte en un rival incómodo para andar a la par suyo.  
   
 

10-02-2019 08:15
Salamero
CD Porvenir