Impotentes frente a diez

El Rompe volvió a quedarse lejos de la victoria

El Rompe volvió a quedarse lejos de la victoria

Athletic Rompeolas 0    Pablo; David, Julio Ángel), Jesús, Chema; Raúl, Ernesto, Jorge, Mario, Joaquín y Dani.

Fleta 3

Goles: 0-1, min. 20: El Fleta, jugando con nueve, sorprende al Rompe. 0-2, min. 50: disparo desde fuera del área que es desviado tras tocar en un defensor. 0-3, min. 72: el atacante del Fleta se marcha de varios defensores con sucesivos regates y marca ante Pablo.

Tarjetas: Amarillas para Kike, Ángel, Joaquín y Chema (2) por lo que fue expulsado.

TORRE RAMONA. El Athletic Rompeolas dio muestras de su manifiesta incapacidad después de caer derrotado por 0-3 frente al Fleta, un adversario que compareció con tan solo diez jugadores y que para colmo sufrió una expulsión al poco de comenzar.

     El desastre local se resumió en la escena del 0-1: el Fleta, que instantes antes se había quedado con nueve jugadores tras una expulsión por protestar justo cuando iba a ingresar en el campo el rezagado undécimo hombre, fue capaz de sorprender al contragolpe al Rompeolas. Un balón largo a la espalda de David abrió un boquete a la zaga dirigida el domingo por Julio. Pablo, actuando esta vez como portero, se quedó clavado en el área y no salió a despejar un balón, algo para lo que contaba con suficiente ventaja. El extremo del barrio de San José cruzó el balón al segundo palo y allí apareció el delantero para llevar a la red el primero. Pudieron ser muchos más, en una mañana nefasta que demostró hasta qué punto llega ahora mismo la impotencia del Rompeolas.

     Pablo siguió con mucho trabajo y evitó que llegasen más goles. La estampa era la de un choque entre iguales en la que unos se imponían por su mayor espíritu y capacidad física. Pero lo cierto es que además, lo hacían en inferioridad.

    La alineación del Rompeolas volvió a plasmar los enormes problemas que sufre esta temporada para armar un once de garantías. Si en la mañana negra del 7-0 la plantilla estaba al completo, este domingo Julio tuvo que asumir la papeleta de ejercer como central de una defensa que hace aguas cada fin de semana. En el centro del campo, Raúl Casasola debutó embarcado en la aventura de distribuir el balón en un equipo que apenas lo posee y que tampoco demuestra capacidad combativa para recuperarlo con la presión.

     Apenas un leve tiro de Dani desde fuera del área que llegó manso a las manos del inédito guardameta visitante sirvió de aperitivo a una gran jugada del Fleta con varias combinaciones al primer toque cuyo disparo final desvió milagrosamente enviando a córner. El descanso llegó entonces y, definitivamente, la mejor noticia era el 0-1.

    El Rompeolas no mejoró nada en el segundo tiempo y al poco de comenzar volvió a patinar. David perdió un balón en zona defensiva, el balón llegó al delantero del Fleta, libre de la marca a distancia de Jesús. El zaguero del Rompeolas trató de frenar su avance con una patada dentro del área, pero el atacante se zafó y adornó la jugada con una vaselina final con la que superó a Pablo, pero su disparo se marchó fuera. En medio del naufragio, Pablo salvó el 0-3 y Julio se jugó el tipo en el rechace hasta el punto de caer lesionado (Ángel entró en su lugar).

     Trató de recomponerse el equipo de Kike y Joaquín pasó al centro junto a Raúl, mientras que Jorge acompañaba a Dani en la difícil tarea de pescar algo en territorio hostil. Un tiro alto de Raúl de falta fue la única aportación local en ataque. Seguía sin notarse que allí jugaban once frente a diez. La defensa de circunstancias del Rompeolas no fue capaz de despejar en el centro del campo un saque de puerta y el delantero  del Fleta se quedó solo delante de Pablo, pero  su tiro salio cruzado en exceso. El 0-2 acabó cayendo tras un disparo desde fuera del área que fue desviado por un mar de piernas.

     Entonces afloró la impotencia de los locales. Ángel se mereció la expulsión en varias provocaciones a los jugadores rivales no advertidas por el nefasto árbitro de esta ocasión y Chema se la ganó con una entrada absurda con los dos pies por delante. Recuperado el equilibrio, solo el numérico, entonces sí el Rompeolas dio señales de vida. Jorge tuvo dos ocasiones de gol clarísimas casi en la misma jugada. Su aparición por el flanco izquierdo sorprendió a la confiada zaga local. Solo frente al portero, recortó innecesariamente cuando tenía margen para chutar a puerta y su lanzamiento tardío fue despejado por un defensa. Con el balón vivo, la jugada le brindó una nueva ocasión, pero esta vez su disparo decidido se estrelló en el larguero. Si no entró eso, es que no era día para hacer goles. Sí para encajarlos. El Fleta remató el partido dejando el resultado en un sangrante 0-3.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies