El Rompeolas pasa por encima de Las Cañas

El conjunto avispa se afianza en la tercer plaza tras lograr su cuatro triunfo consecutivo a costa de un rival que ofreció muchas facilidades atrás y que tampoco tuvo suerte de cara a portería


 

Athletic Rompeolas   5
Dani Laparra; Daniel Pablo, Adrián, José Antonio, Joaquín; Dioni, Rober (Ernesto, 49), Toño (Kike, 61), Juan; José Manuel, Denis (Ángel, 61).  

AD Las Cañas              0
Francisco Ruiz; Adrián Martínez, Marian Gitu (Ricardo Ferraz), Francisco Caramiñana (Luis Costas), Andrés Burges; Samuel Chércoles (Manuel Martínez), Alejandro Martínez, José Peláez, Sergio González, Diego Lerín, Oliver Muñoz.  

Goles: 1-0, min. 24: Denis. 2-0, min. 36: Juan. 3-0 , min. 48: José Manuel. 4-0, min. 50: Denis. 5-0, min. 59: Toño. 

Árbitro: Fernando Durán. Mostró cartulinas amarillas a José Antonio y Joaquín por el Athletic Rompeolas y a Andrés Burge por Las Cañas. 

Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de la Laboral Segunda Preferente. Mañana fría y soleada. Tras haber cumplido su partido de sanción, Jesús volvió a ejercer como delegado de campo del Rompeolas. El jugador de Las Cañas Marian Gitu tuvo que retirarse lesionado del terreno de juego tras un mal apoyo de uno de sus tobillos. 

 



GINER. El Athletic Rompeolas cosechó frente a la AD Las Cañas la cuarta victoria consecutiva de la temporada de una forma mucho más cómoda de lo esperado tras un partido que se resolvió definitivamente en el segundo tiempo, una vez que la zaga visitante renunció a seguir corriendo para atrás.

Fue el baile templado de José Manuel rompiendo la cintura del veterano arquero visitante y resolviendo dentro del área el 3-0 lo que terminó por reventar los goznes de una defensa que llevaba muchos minutos chirriando por su lentitud de reflejos. Hasta entonces, el duelo había estado vivo pese al 2-0 por la incapacidad de los locales para atacar de lleno la espalda de su adversario y por la falta de acierto de cara a puerta, mismo defecto que acusaron los celestes, que también contaron con ocasiones claras, clamorosas hacia el final del encuentro cuando la goleada ya era inevitable.

Laparra desvía lo justo el lanzamiento de José Peláez y el balón golpea uno de los palos.

Pese a contar con un total nueve bajas, el cuadro local presentó un once competitivo y compensado gracias, en primer lugar, a la labor desempeñada por Dioni como pivote defensivo para cubrir la notable ausencia de David González, un fijo en el equipo hasta esta jornada. Sumó también la versatilidad de Adrián, muralla bajo los palos una semana antes y central solvente para la ocasión junto a José Antonio y Joaquín, quien guardó su lateral izquierdo. Y se adhirió definitivamente a la causa Daniel Pablo, reciente gran fichaje para el costado derecho procedente del disuelto Café Olé. Dani Laparra cerró la línea de atrás regresando a la portería, que por primera vez en esta temporada dejó a cero, paradas, errores del rival y balones al palo mediante.

Ayudó bastante la presencia a última hora en el centro del campo de Rober, ausente desde el ya lejano mes de septiembre. Ello permitió situar en las bandas a Juan y Toño y adelantar la posición de José Manuel. El mascarón de proa estaba llamado a ser Denis, pero nuevamente el 13 del Rompe se dejó llevar por los cantos de sirena del balón al pie en el centro del campo y desertó de la más que nunca fértil tarea de correr al espacio.  

Eso restó empuje a los avispas, que llegaron, sí, pero en menor medida a las debilidades que dejaba entrever el rival. Aun sí, Juan y Toño tuvieron opción para haber abierto el marcador, pero sus disparos se fueron bien arriba, como para comprobar que las nuevas redes de detrás de la portería que da al parque del CDM Torrero seguía entera.  

Mientras tanto Las Cañas enseñaba las garras por medio de su delantero centro Oliver Muñoz y de un centro del campo que se impuso por momentos y buscó el contragolpe hasta forzar varios saques de esquina a los que subieron las torres celestes más altas. 

José Manuel sí entendió la necesidad de asaltar la última línea del adversario y tras una arrancada el pase preciso de Denis lo dejó solo casi al borde del área de un Francisco Ruiz al que superó elevando el esférico por encima de su cabeza, como muestra la imagen que ilustra esta crónica. Pese a la excelente ejecutoria, el balón acabó estrellándose en un palo y, luego de pasearse por la línea de gol, fue despejado por un defensa celeste. 

El gol llegó de una forma mucho más simple, mediante una emboscada fruto de la presión preparada por Toño y Denis al lateral diestro rival. El delantero del Rompe recogió el balón en el pico del área y, tras perfilarse, soltó un potente disparo cruzado que se alojó en la red, 1-0. 


Aquí puedes consultar el nutrido listado de goleadores del Rompeolas 


Pudo empatar inmediatamente Las Cañas con un lanzamiento con rosca de Peláez tras una falta innecesaria de Adrián en campo propio por apoyarse en un adversario con sus brazos. Laparra tocó lo justo para que el esférico diera en su palo derecho y se pasease por la línea de gol hasta que José Antronio alejó el peligro.  

Las Cañas pareció encallar cuando, sobrepasada la media hora de partido, Juan culminó una jugada colectiva estableciendo el 2-0 con un tiro cruzado lejos del alcance de Francisco Ruiz. 

El descanso sirvió para llamar la atención sobre lo obvio. En el campo había un elefante llamado balón a la espalda de Las Cañas y nadie lo veía. Por eso muchas acciones de ataque se habían malogrado en la misma escena. Un jugador con la pelota controlada y todos por detrás mirando.  Nadie capaz de hacer un desmarque en profundidad. 

El mensaje llegó nítido y, en la primera oportunidad, Denis se escapó por la banda derecha y sirvió un centro templado y raso al corazón del área, adonde Toño, y Dioni desde atrás, llegaron con tanta suficiencia y claridad que no se vieron y se acabaron estorbando. 

La virtuosa acción ya comentada de José Manuel dinamitó la moral del conjunto celeste hasta el punto de que varios de sus jugadores acabaron fuera de sí por una acción absurda en la que el árbitro autorizó con un gesto inequívoco el primer cambio de los locales y acto seguido se olvidó completamente de la sustitución y acudió a interesarse por el estado de Marian Gitu, que justo antes había caído lesionado en su propio área. Alertado por el relevo en los avispas, ordenó repetir tanto la salida de Rober, también lastimado, como la entrada de su sustituto Ernesto, ante las protestas de entre otros Francisco Ruiz por no amonestar a ambos jugadores locales.

El caso es que Denis volvió a resultar letal en el área e hizo el 4-0 frente a un rival cada vez más abatido en defensa, no así en ataque, donde lo siguió intentando hasta el final, sin descanso, pero sin suerte. 

 

José Manuel pudo firmar el quinto de la mañana desde el punto de penalti, pero Francisco Ruiz acertó al lanzarse a su derecha y repelió el disparo, pero no pudo evitar que Toño se anticipase a Adrián Martínez por ese mismo costado y remachase a la red el balón suelto.  

Ángel y Kike dieron el relevo en los últimos veinte minutos a Dioni y Toño y entonces los locales se relajaron en exceso, concediendo demasiadas opciones en ataque a Las Cañas, olvidando el rigor defensivo y lo conveniente de dejar la portería propia a cero en cualquier circunstancia. Los visitantes pudieron haber maquillado bastante el abultado marcador en contra con manos a mano, remates a bocajarro y disparos al palo, pero no fue su día y volvieron a encajar su segundo 5-0 de la temporada (el anterior lo sufrió en el Pablo Iglesias frente al Lexcotrans). 

 

 

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: