Demasiada diferencia de nivel

Fútbol Laboral Zaragoza. El Athletic Rompeolas cae por 1-3 frente a un Veteranos Torres que acaba con nueve futbolistas. Dani logra el gol local de penalti.

Barrena, del Veteranos Torres, se va de la marca de David ante la mirada de Tony.

Barrena, del Veteranos Torres, se va de la marca de David ante la mirada de Tony.

Athletic Rompeolas 1  Javi; Orcajo, Kike (Tony, 39), Julio, Jesús; Pablo, Jordi, David, Ángel, Dani Laparra, Dani.

Veteranos Torres     3  Barradas; Antonio, Salas, Adrián; Luis, Álvarez, Daniel, Barrena, Latas, Expósito.

Goles: 0-1, min. 15: Álvarez, de tiro lejano. 0-2 min. 39: Daniel. 0-3 min. 70: Expósito.

Árbitro: Albir Escobedo. Mostró cartulinas amarillas a Ángel y Jesús, por el Athletic Rompeolas y Luis, Salas y Latas por el Veteranos Torres. En el minuto 68 expulsó con tarjeta roja a Jesús. En el acta el señor colegiado recoge las siguientes palabras del defensa del Rompeolas: “Que venga aquí gente como tú es una vergüenza. Ya vale de reírte de mí. Al final del partido ya nos veremos”.

Incidencias: Penúltima jornada de la primera fase de la Copa de fútbol laboral. Mañana soleada y temperatura agradable. El Athletic Rompeolas sufrió las bajas de última hora de Arrébola y Guillermo. El Veteranos Torres por su parte, se presentó en el campo con diez futbolistas y al poco de comenzar el partido se quedó con nueve por la lesión de Álvarez.

TORRE RAMONA. El Athletic Rompeolas volvió a poner en cuestión la ventaja que supone jugar con superioridad numérica y cayó con todo merecimiento (1-3) frente a un Veteranos Torres de Primera Laboral que se presentó con 10 jugadores y muy pronto se quedó con 9 futbolistas tras la lesión de Álvarez. 

   El equipo de Kike, nuevamente condicionado por una convocatoria muy limitada de la que a última hora se cayeron Arrébola y Guillermo, volvió a mostrarse incapaz con la pelota y durante el primer tiempo estuvo a merced de un rival al que le bastaron una escuálida línea defensiva de tres zagueros y un centro del campo con dos medios centros para controlar el juego y lanzar peligrosos ataques explotando casi siempre la debilidad defensiva del flanco derecho del Rompeolas. Las carreras de los atacantes Daniel y Expósito llevaron a Orcajo por la calle de la amargura.

    Nadie fue capaz de poner cordura con la pelota en las filas locales. Ni tan si quiera Jordi, ya recuperado de su lesión en una costilla, pudo dirigir el juego con criterio. Los azules sumaban dos apoyos más, pero a la hora de mover la pelota el arquitecto del Rompeolas solo veía camisetas rojas. Ya sucedió de forma todavía más sangrante en el a la postre inútil encuentro frente al Gino. Falta sintonía, la impaciencia es pecado habitual y el balón quema en los pies. Cuando alguien se decide a levantar la cabeza, no existen movimientos de apoyo y los rivales se crecen. A esa grave carencia se sumó esta vez el buen hacer del Veteranos Torres. Los cambios de orientación de Álvarez y Luis y la templanza de los tres de atrás para mover la pelota sirvieron para que menos fuera más. En el minuto 15, Álvarez, caído a la parte derecha, sorprendió a todos con un chut profundo al que Javi respondió haciendo la estatua, 0-1.

Jordi trata de regatear a un adversario del Veteranos Torres.

Jordi trata de regatear a un adversario del Veteranos Torres.

   Ya habían advertido de su peligro los visitantes con los ataques de Daniel y Barrena, pero en esas ocasiones el guardameta del Rompeolas se había mostrado acertado bajo los palos. También cuando, tras un nuevo envío en largo para Expósito, el ariete de Torres se deshizo de Julio con un caño y aprovechó la indecisión de Kike en el despeje para disparar a puerta, pero Javi despejó con acierto.

   El Veteranos Torres sufrió un serio contratiempo al quedarse con solo nueve jugadores por la lesión de Álvarez tras un choque fortuito con el local Pablo. La rodilla se le quedó clavada y tuvo que retirarse. Pero ni con dos futbolistas más fue capaz el Rompeolas de mostrarse cómodo con el balón. Jordi levantaba la cabeza y no encontraba opciones de pase. Ni rastro de la superioridad.

Álvarez, del Veteranos Torres, se retira lesionado del terreno de juego.

Álvarez, del Veteranos Torres, se retira lesionado del terreno de juego.

      Cerca del descanso, Daniel volvió a abusar de los errores de su marcador y salvó la desesperada salida del portero local con un toque certero, 0-2. Los problemas musculares obligaron a abandonar a Kike, que dejó su puesto a Tony antes del descanso.

        Vista la incapacidad local para gobernar el partido, Kike adelantó la posición de Julio al centro del campo para ayudar a Pablo y el equipo mejoró. El Veteranos Torres ya no salía tan fácil y prefirió dar un paso atrás para protegerse. La zaga local se recompuso con una línea de tres en la que Jesús tiraba de colocación y buen hacer. MIentras, en el centro del campo, Jordi, más arropado, acaparaba el inicio de todos los ataques que casi siempre desembocaron en balones abiertos a la banda derecha, por donde David acumuló varios centros buenos en carrera que nadie acertó a rematar. La acción más notable, una escapada por el centro de Jordi que regateó a dos rivales y metió un balón en profundidad hacia Dani, quien de primeras chutó a puerta, pero el portero visitante despejó el peligro.

       Pese al mejor tono de los locales, el Veteranos Torres, que no se olvide jugaba con dos hombre menos, no sufría agobios en defensa y de vez en cuando hasta se permitía aventuras en ataque. Muchas más tras la expulsión de Jesús, que se enfrascó en una innecesaria discusión con el árbitro y acabó viendo la tarjeta roja directa.  Más allá de las palabras recogidas en el acta, el juez Albir Escobedo ya había dado muestras en el primer tiempo de un gusto fuera de los corriente por enzarzarse en diálogos absurdos con los jugadores exhibiendo una arrogancia inusitada. En uno de esos episodios y habiendo señalado una falta a favor del Veteranos Torres, tres de sus jugadores acabaron viendo la cartulina amarilla.

      Esa expulsión terminó por enterrar cualquier posible reacción del Rompeolas, que recibió el 0-3 en un contragolpe culminado por Expósito, que aprovechó un error de Pablo y superó con facilidad a Javi.

       El tanto del honor y el finiquito de una historia tan insustancial vinieron propiciados por una mano dentro del área del defensa Adrián que el señor colegiado castigó con penalti. Dani se encargó de transformar la pena máxima lanzando a la izquierda del portero circunstancial Antonio, que minutos antes había ocupado el lugar de Barradas.

    El Athletic Rompeolas culmina así una primera fase de la Copa en la que no ha dado el nivel que le permitió salvar la categoría. En buena medida por las ausencias y por qué no, por el desgaste sufrido durante todo el año. Ahora, con cero puntos, accede al torneo de consolación. En primera ronda volverá a verse las caras con el compañero de fatigas del Café Olé Fútbol.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies