Bar Bierzo2 1 Athletic Rompeolas 2

Javi y Dani evitan el sonrojo

El Rompeolas logra un triunfo agónico frente a un Bar Bierzo2 que con solo diez futbolistas siembra el caos en la zaga naranja

 

Bar Bierzo2                 1 

Diego; Marco, Ordovás, Domingo, Pina; Bernal, Calvo, Álvaro, García, Enfedaque; Pedroso.

Athletic Rompeolas    2 

Javi; David Orcajo (Ernesto, 40), Alberto, José Antonio, David González; Julio, Guillermo (Jordi, 53), Adrián, Joaquín; Posadas, Dani.

Goles: 0-1, min. 8: Dani. 1-1, min. 63: Pina. 1-2, min. 78: Dani.

Árbitro: Serrano Díaz. Mostró cartulinas amarillas al local García y a los visitantes David González y Arrébola. En el acta, el colegiado consigna una amonestación para un jugador del Bar Bierzo al que asigna el dorsal 9, que no corresponde con ningún integrante de la convocatoria local. Además, deja reflejada la lesión de Álvaro, pero lo identifica con el dorsal 15, cuando en realidad el futbolista del Bar Bierzo 2 lució el 25.

Incidencias: El partido comenzó con retraso por los incidentes ocurridos a la conclusión del encuentro de Primera Laboral entre el Atlético Zaragoza y el Meg Tosos. Un futbolista del Meg Tosos, que previamente había sido expulsado, se dirigió fuera de sí al encuentro del árbitro y, mientras era frenado por los suyos en medio de un tumulto de empujones e improperios entre miembros de ambas aficiones, le insultó, le citó a la salida de las instalaciones e incluso le escupió (aunque el esputo no llegó a alcanzarle). El juez de la contienda y sus asistentes ganaron la caseta como pudieron entre empujones de unos y otros. Uno de los árbitros asistentes era precisamente Serrano Díaz, quien después dirigió el choque de Segunda Preferente.

Athletic Rompeolas

 

3 CLAVES

Javi, figura estelar

La fe del Bar Bierzo2

Dani, el goleador que siempre opta por el camino más complicado

El portero del Rompeolas tuvo que emplearse a fondo para desbaratar los numerosos ataques del adversario. Unas veces sus reflejos, otras el desacierto rival y otras. 

Fue mejor que el Rompeolas con diez jugadores desde el minuto 25 del primer tiempo y dispuso de numerosas ocasiones.

Sus dos remates valen tres puntos, pero el ariete naranja dispuso de varias ocasiones todavía más claras que marró, lo que mantuvo con vida al rival demasiado tiempo. 

 

SAN JOSÉ.  Cuesta creer los apuros que pasó el Athletic Rompeolas, el asedio que vivió en su área durante muchos minutos del segundo tiempo, con el resultado a favor y un jugador más que el Bar Bierzo2, un rival mermado por la temprana lesión de Álvaro y la ausencia de recambio alguno en el banquillo, que, sin embargo, sembró el caos en las filas de Iñaki con hasta seis ocasiones claras de gol, incluido un penalti que Javi detuvo a Enfedaque con 0-1.

Con todo, el buen hacer del portero naranja y el acierto puntual de Dani, que logró dos goles de ariete y volvió a fallar otros tantos todavía más claros, salvaron un triunfo por la mínima que pone más tierra de por medio con la parte baja de la tabla.

No se sostiene por ningún lado que siete días antes este mismo equipo fuera capaz de derrotar al líder, la AD Huérmeda, con un gran partido, mucho trabajo y grandes dosis de disciplina táctica. En San José, sobre un campo seco en el que la pelota se quedaba continuamente frenada, el Rompeolas se encontró un partido de cara y se empeñó en hacer lo más difícil: sufrir con ventaja en el marcador y superioridad numérica.  Practicó un juego obtuso, por momentos autista en el que las conexiones no existieron.

Después de un calentamiento precipitado, todavía con los ecos de la trifulca del partido anterior, los de Iñaki, claramente amodorrados, se subieron a una montaña rusa de sobresaltos. Del suspiro por una ocasión de Adrián, que no llegó por centímetros a un centro al segundo palo de Joaquín, se pasó al susto morrocotudo de ver a dos atacantes del Bar Bierzo2 solos delante de Javi tras una falta de entendimiento entre Alberto y José Antonio.

Calvo y Bernal, los dos medios centros locales, se encontraron con una autopista por el eje central tras el arrstre de Pedroso y Enfedaque. Calvo optó por disparar y Javi respondió con reflejos arrojándose al suelo. Bernal cedió la pelota suelta a su compañero, que volvió a intentar el gol, pero para desesperación local, apareció bajo los palos la cabeza salvadora de David González, que despejó a saque de esquina.

David González saca bajo los palos el remate de Calvo.

David González saca bajo los palos el remate de Calvo.

Casi en la siguiente acción, Adrián derrochó fe corriendo a por un balón largo que se perdía por el costado derecho, se merendó al lateral Marco, quebró la cintura del central Ordovás y se inventó un centro apurado con su pierna derecha que Dani, con la caña preparada, remató de primeras a la red.

 

Adrián, tras marcharse de dos rivales, saca un centro. Con la caña aguarda Dani, que logrará el 0-1.

Dani, en el interior del área preparado para rematar el centro medido de Adrián, que se marchó de dos defensores.

El gol puso algo de pausa en el toma y daca. Dos internadas de Joaquín por la banda izquierda y otro balón colgado al área para la amenaza constante de Adrián transmitieron la falsa sensación de que todo marchaba sobre ruedas. Pero en medio de ese protagonismo naranja afloraban las quejas de Guillermo, cansado de no tocar pelota pese a encontrarse solo. El cerebro sin actividad. Mala señal.

Javi se apuntó otra buena mano birlando la pelota de la cabeza de Pedroso cuando este ya iba a empujarla dentro del área pequeña tras el saque de una falta mal defendida por sus compañeros. Y Guillermo a punto estuvo de lograr un gol de falta por toda la escuadra.

Cerca de la media hora de juego, el Bar Bierzo2 se quedó con un jugador menos por la lesión de Álvaro, quien tuvo que retirarse tras sufrir una espectacular herida en un choque con uno de sus compañeros y David Orcajo. En ningún momento, ni con la inferioridad numérica, el Bar Bierzo2 renunció a tocar la pelota cuando le era posible. Casi siempre sacó de puerta en corto y buscó las combinaciones siempre con el esférico por el verde.

Con más espacios y menos vigilancia (Bernal, Calvo y Enfedaque se multiplicaron como pudieron por la zona ancha), Posadas apareció primero con un disparo en carrera a las manos del portero, luego se marchó en velocidad  de Domingo y más tarde haciendo una pared al primer toque con Dani, que solo delante de Diego la echó fuera. Fue la primera de varias oportunidades para echar tierra en un cuerpo herido que no dejaba de moverse. Porque en el otro área no dejaban de ocurrir cosas. Los errores en las entregas, los despejes a medias, una cesión temeraria de Alberto, el peligro de Pedroso a la media vuelta y las internadas de García por la derecha evidenciaban que los locales seguían muy vivos.

El Bar Bierzo2, con uno menos, arrinconó al Rompeolas hasta que logró el empate.

En el descanso sobrevoló ese desasosiego de tener el partido tan de cara como a merced de cualquier patinazo. Tras la reanudación, el Rompeolas pareció decidido a resolver tras un centro de Posadas por la derecha que Dani por dos veces no acertó a enviar entre los tres palos. José Antonio no llegó a rematar sobre la marcha un envío de saque de esquina, Adrián ensayó un par de veces desde la frontal, Dani probó fortuna con un balón picado con su pierna izquierda y Adrián asistió dentro del área a Posadas, cuyo centro chut sacó bajo los palos Domingo.

Domingo salva bajo los palos el centro chut de Posadas hacia Dani.

Domingo salva bajo los palos el centro chut de Posadas hacia Dani.

Jordi salió en lugar de un desaprovechado Guillermo. Era el momento de entrar a matar, pero el Rompeolas se vio de pronto rodando contra el suelo con la muleta sobre la cabeza.

Pedroso encontró un pasadizo entre una muralla de piernas después de varios despejes a medias y delante de Javi golpeó al suelo en lugar de lleno a la pelota, lo que facilitó la nueva mano salvadora de Javi despejando a córner.

Pedroso y sus compañeros se lamentan de la clara ocasión desperdiciada.

Pedroso y sus compañeros se lamentan de la clara ocasión desperdiciada.

Solo era el principio. En esa misma acción el Bar Bierzo botó en corto el saque de esquina sin que ningún jugador del Rompeolas acudiera a la presión. El centro al corazón del área fue despejado nuevamente por un inconmensurable Javi ante la amenaza de Pedroso. El asedio no acabó ahí. El nuevo saque de esquina, botado desde el otro lado, acabó con un balón dirigido a la escuadra que Jordi despejó de cabeza sobre la misma línea de gol.

Con la defensa achicando balones y sin noticias del centro del campo, Enfedaque y Pedroso campaban a sus anchas. El primero se multiplicaba ofreciendo apoyos en la salida de la pelota y buscando la espalda de Alberto y Ernesto, que salió en el descanso por David Orcajo, mientras que el segundo trataba de colarse entre líneas y apuraba la línea del fuera de juego.

En una colada por la derecha, el centro desde la banda impactó en la mano pegada al tronco de Alberto, pero el árbitro interpretó que la acción desviaba la trayectoria del envío y señaló penalti. Enfedaque fue el encargado del lanzamiento y de darse nuevamente de bruces contra la buena estrella de Javi, que detuvo el tiro abajo a su derecha.

Sin tiempo ni para coger aire, la polémica regresó al área del Rompeolas tras una caída de Pedroso y José Antonio que esta vez el árbitro no entendió como punible.

Javi ataja el lanzamiento de penalti de Enfedaque.

Javi ataja el lanzamiento de penalti de Enfedaque.

Tanto enredó el Rompeolas, tan descompuesto quedó, que pese al desacierto local, el gol del empate acabó llegando en otro despiste de la zaga naranja a balón parado. Y eso que Javi volvió a lucirse con una mano espectacular que sacó el remate de cabeza de Pedroso, pero esta vez el balón muerto fue aprovechado por Pina en el segundo palo para subir el 1-1 al electrónico.

El Rompeolas llegó al paroxismo cuando Alberto pretendió sacar de puerta en corto picando la pelota por encima de Pedroso y lo que hizo fue entregarle el balón al borde del área.

Quedaba tiempo por delante pero el equipo de Iñaki no ofrecía buenas sensaciones. La defensa seguía tiritando y en el centro del campo cada cual hacía la guerra por su cuenta. Sin apenas movimientos sin balón, todo se fiaba a una acción individual de Adrián, Posadas o Dani.

Fue de las botas de Joaquín, sin embargo, de donde nació la ocasión más clara del partido. Con el balón controlado, el extremo del Rompeolas se embarcó en una diagonal de plena potencia con la que se deshizo de Pina, Calvo y Domingo y, dentro del área, chutó con fuerza ajustado al palo buscando coronar la jugada con un golazo. El portero del Bierzo despejó y la pelota llegó al pie derecho de Dani. Solo, dentro del área pequeña, sin nada ni nadie entre la red y él, remató devolviéndosela al portero.

Dani falla a puerta vacía.

Dani falla a puerta vacía lo que pudo ser el 1-2.

Aún estupefactos por la pifia, los jugadores del Rompeolas se sobresaltaron con el aullido de dolor de Javi, que se lastimó un tobillo en un despeje fuera del área. El partido se encaminaba a la debacle, cuando de pronto Posadas se sacó un centro chut defectuoso desde el costado izquierdo que Dani, en posición acrobática, remató picado a gol. Era el tanto del triunfo, de los suspiros de alivio del banquillo naranja y la frustración del Bar Bierzo2, que hizo todo lo que pudo con diez jugadores y a punto estuvo de la machada.

Dani se redime de su anterior error logrando el gol del triunfo para el Rompeolas.

Dani se redime de su anterior error logrando el gol del triunfo para el Rompeolas.

 

 

 

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies