Athletic Rompeolas 5 La Parada-Deportivo Onairam 1

  1. Goleada accidentada

El Athletic Rompeolas endosa cinco tantos a La Parada-Deportivo Onairam con una actuación estelar de José Manuel, autor de tres dianas

Santi Mur y Dennis también marcan, mientras que Rober, Soriano, Dioni y González acaban lesionados

 

Dennis y Dioni taponan el avance del jugador de La Parada José Dougan junto a la línea de la banda derecha. 

 

 

Athletic Rompeolas                       5

Dani Laparra; Ernesto (Sierra, 40), Dioni (Alberto, 63), David González, Joaquín (Kike, 70); David Soriano (Ángel, 63), Rober (Mario, 54), Dennis, Jordi, José Manuel; Santi Mur.

La Parada-Deportivo Onairam     1

Jonathan Salillas; Álvaro Muñoz, Víctor Arasanz, Carlos Lahoz, Ignacio Villacampa (Francisco Javier Peralta); Jonathan García, Víctor Navarro, Alejandro Morlanes, Ismael Sanchez, José Dougan; Alonso Pernas.

Goles: 1-0, min. 7: José Manuel. 2-0, min. 28: José Manuel, de cabeza. 3-0, min. 35: Santi. 4-0, min. 43: José Manuel, de cabeza. 4-1, min. 45: Ismael Sánchez. 5-1, min. 66: Dennis.

Árbitro: Francisco José Palacín Almadraba. Mostró cartulinas amarillas al local Sierra y al visitante Jonatahn García y en el minuto 35 expulsó con tarjeta roja al también visitante Carlos Lahoz por decirle «vete a la mierda», según hace contar el propio árbitro en el acta.

Incidencias: Mañana fresca y soleada en la que el cierzo dio una tregua por unas horas. Por los locales, Posadas fue baja de última hora por un problema familiar. Acabaron el partido con diversas molestias David Soriano, Dioni y David González. Una jornada más, Jesús hizo de delegado e Iñaki se acercó a apoyar al equipo. Rober se olvidó sus botas en casa y echó mano del par desparejado cedido por un jugador de Las Cañas que ya utilizó Dennis la pasada jornada en el Parque Deportivo Ebro. Además, uno de los dos balones Nike que estrenaba el Rompeolas desapareció.

 

GINER. Con una mano de goles y más facilidades de las inicialmente previstas, el Athletic Rompeolas solventó el pasado domingo la complicada visita de La Parada-Deportivo Onairam y se mantiene una semana más en una posición relativamente tranquila a costa de un rival que cae a puesto de descenso.

Los locales no desaprovecharon la ocasión para firmar el resultado más abultado de la temporada gracias en gran medida a un excelso José Manuel, autor de tres dianas, que campó a sus anchas durante todo el partido. El acierto rematador, esta vez sí, del Rompe, la extrema debilidad defensiva de La Parada y la incontinencia verbal de su capitán tras un grave error del árbitro, decantaron un guarismo demasiado abultado para lo visto sobre el terreno de juego. Porque el joven conjunto rival planteó muchos problemas aun con el marcador en contra e incluso después,cuando se quedó con un jugador menos por la roja directa a su central Carlos Lahoz, dispuso de varias ocasiones muy claras para haberse acercado en el tanteador.

El triunfo se antojaba fundamental para mantener una mínima distancia con los problemas en los que anda enfrascado precisamente La Parada. La extrema igualdad que reina esta temporada en Segunda Preferente hace que, inmersos ya en la segunda vuelta, hasta ocho equipos (de trece) se encuentren en un margen de siete puntos, apenas dos triunfos que te llevan a estar un día mirando arriba y otro abajo.

Amenazaba ese propósito la enorme capacidad realizadora del cuadro visitante, que cuenta en sus filas con el máximo artillero de la categoría, Ismael Sánchez (con el del domingo, 21 tantos en su haber, más del 58% de los 36 goles de su equipo). Él solo, es un decir, le había dado la vuelta al partido frente al Bar Estudiantil una semana antes (4-3). Junto al ariete, ausente en el choque de la primera vuelta, también requerían una vigilancia individualizada el delantero Alonso Pernas (19) y el centrocampista Víctor Navarro, auténtico dinamizador del juego visitante.

Muchos quebraderos de cabeza provocaron las figuras del adversario en la previa, pero la auténtica estrella del partido vistió de negro y amarillo. José Manuel ofreció un nuevo recital de juego y remate moviéndose entre líneas y llegando muy cómodo a posiciones de remate. Asentado ya en el once titular del Rompeolas, ha asumido la responsabilidad goleadora y en diez partidos disputados acumula ocho tantos. Sencillamente espectacular.

Le acompañaron en ataque Santi Mur, como delantero centro, Dennis y Jordi apostados en las bandas, y el doble pivote formado por David Soriano y Rober. En defensa, Kike optó por dar continuidad en el eje a David González, en un excelente estado de forma. Y, ante la ausencia del capitán José Antonio, sancionado por haber cumplido el primer ciclo de cinco tarjetas amarillas, lo acompañó de Dioni. Velocidad para desactivar la amenaza del rival. Y, en las bandas, mantuvo a Joaquín por la izquierda y le dio la oportunidad a Ernesto por la derecha.

 

 

José Manuel y Santi se felicitan tras la acción que dio origen al 1-0.

 

 

El Athletic Rompeolas encontró muy pronto la grieta por la que se escapan muchas de las opciones de La Parada. Corría el minuto siete cuando David Soriano sacó en corto desde la esquina para Santi Mur. El menudo delantero local avanzó sin oposición y asistió a José Manuel  que, llegando desde fuera del área, conectó un chut tan colocado como potente junto a la escuadra izquierda de Salillas, 1-0.

Los visitantes trataron de poner remedio a su despiste y ahogaron el juego local con una presión intensa en el centro del campo hasta el punto de discutir el dominio, imponer su propio ritmo y atemorizar con las incursiones por el centro de Víctor Navarro, las carreras al espacio de Pernas y cualquier cosa que intentase Ismael Sánchez.

El cuadro local, atascado hasta que Jordi pasó a la banda izquierda cambiando su posición con Dennis, veía seriamente comprometida su ventaja mientras el balón permanecía en su campo. Pero en cuanto superaba las dos primeras líneas de presión y José Manuel o David Soriano elaboraban la jugada, afloraba la enorme debilidad de La Parada-Deportivo Onairam. El desorden colectivo y la blandura de una línea defensiva fácilmente desbordable facilitaron el segundo tanto local. Dennis puso un centro al área desde la parte derecha y José Manuel se impuso por alto en el segundo palo rematando de cabeza un balón que no pudo atrapar en el suelo el portero Jonathan Salillas, 2-0.

El resultado iba por un lado y las sensaciones por otro porque La Parada continuó mostrándose más intenso. Víctor Navarro se topó con la barrera avispa en el saque de una falta frontal y Carlos Lahoz devolvió el esférico de manera poco ortodoxa al corazón del área. Allí Ignacio Villacampa cabeceó antes de que llegase Dani Laparra a despejar de puños. El balón dio un bote y, cuando parecía inevitable que acabase alojado en la red, David González despejó con una medita tijera entre las protestas de los visitantes que reclamaban que el balón había traspasado la línea de gol (finalizado el partido, González declaró que el balón lo sacó de dentro, por lo que el árbitro se equivocó en esa jugada).

Aunque el resultado ya era de 2-0, la acción marcó el partido los hechos que sucedieron a continuación. Dos jugadas después, el Rompeolas montó un contragolpe fulgurante con Dennis de lanzador y Santi Mur de ejecutor. El hondureño de ascendencia vasca lanzó en largo a la espalda de la zaga adelantada y Mur explotó su punta de velocidad salvando la salida del portero y enviando el esférico a las mallas, 3-0. La situación terminó por sacar de quicio al central visitante Carlos Lahoz, que, como reflejó posteriormente el árbitro en su acta y consta en el apartado de incidencias de esta crónica, mandó a Palacín a un sitio peor del que estaba. El juez no pasó por alto la falta de respeto y le mostró la tarjeta roja.

El 3-0 y la expulsión dejaron el partido bastante desangelado hasta el descanso. Los locales se relajaron en los marcajes y dieron cancha a su rival. Si cuesta encarar esa doble desventaja sobre todo tras lo que se entiende como una injusticia, tampoco resulta sencillo mentalizar al que va por delante para no echarlo todo a perder. A eso se dedicó el vestuario del Rompe durante el intermedio. Las palabras surtieron efecto porque a los tres minutos de la reanudación un preciso centro desde la derecha de Sierra (relevo de Ernesto en el ínterin) fue nuevamente cabeceado por José Manuel a la red de La Parada-Deportivo Onairam. Sin tiempo para asimilarlo, Ismael Sánchez cazó un balón suelto dentro del área del Rompeolas y recortó distancias, 4-1.

El escenario se hizo ideal para premiar con minutos a jugadores menos habituales. En el minuto 54, Mario saltó al terreno de juego en sustitución de un tocado Rober para dar un paso más en su proceso de rodaje.

Luego Dennis, en una acción personal dentro del área, hacía el quinto (su segundo gol en dos jornadas). Pese a la goleada, el partido seguía siendo incómodo. Los avispas cada vez disfrutaban de menos posesiones y el conjunto visitante seguía erre que erre buscando hacer más goles. Para colmo, los problemas físicos obligaron a Dioni y David Soriano a pedir el cambio y en sus posiciones salieron Alberto y Ángel. Además, Kike relevó a Joaquín a falta de diez minutos.

El Rompeolas sólo quería que el reloj volase hasta el minuto 80. Frente a un rival con un jugador menos y con cinco tantos en el zurrón, ya apenas consiguió acercarse al área de Salillas. Todo lo contrario que La Parada, que envió un balón al palo y vio como su estrella Ismael Sánchez desperdiciaba un mano a mano frente a Laparra.

 

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: